La policía bonaerense detuvo este lunes a Gabriel Leiva, uno de los líderes de la barra brava de Temperley que estaba prófugo, acusado de haberle disparado a Hernán Acosta, integrante de otra facción de la hinchada del "Celeste", el 20 de junio del año pasado. 

Leiva está acusado de coacción agravada, amenazas y tentativa de homicidio por el hecho que tuvo como protagonistas a las dos facciones de la hinchada de Temperley y en el que Acosta, perteneciente a "La barra del Topo", resultó herido con un disparo de 9 milímetros en la zona abdominal, según informó la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide).

A raíz de la detención de Leiva, que tuvo lugar en Camino de Cintura y Juan XXII, Lomas de Zamora, se desbarató la asociación ilícita que conformaba con los otros integrantes de la barra conocidos como Victor ’Payaso’ Rodríguez y Ezequiel ’Chancho’ Salega, quienes ya se encontraban detenidos.

En el operativo policial, además de la detención de Leiva, se secuestraron tres teléfonos celulares de última generación, 17.718 pesos y un auto Volkswagen Fox.