Tras varios días de una intensa investigación por la muerte de cientos de perros en la localidad bonaerense de Ignacio Correa, la policía logró dilucidar el misterio y detuvo a un sujeto que sería el causante de la matanza de los animales.


Tras dos operativos llevados a cabo en casaquintas de la zona, los efectivos secuestraron en el lugar donde capturaron al acusado un total de cinco escopetas, varias municiones y cartuchos, tanto percutados como intactos, además de una gran cantidad de sustancias químicas tóxicas halladas en bidones, que habría utilizado el sindicado autor del hecho para envenenar a las mascotas, tarea que ahora deberán determinar los expertos.

"El sospechoso es un reconocido agricultor de la zona de Correa. Lo que intentamos averiguar ahora es qué lo llevó a hacer lo que hizo, entender por qué se ensañó con los perros de esa manera", contó una fuente cercana a la investigación.

Cabe destacar que los allanamientos estuvieron a cargo del comisario Mario Aristiques, titular de la Subcomisaría de Arana, junto con personal de la Dirección de Ecológicas La Plata. Una vez aprehendido, el individuo fue llevado de inmediato a la subcomisaría de la zona y quedó a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción nº 7, a cargo de la fiscal Virginia Bravo, que lo indagó en la jornada de ayer.

Hay que destacar que durante los últimos meses del pasado año los vecinos de la localidad de Arana se quejaron de la desaparición de los canes y comenzaron a sospechar del agricultor, por lo que se acercaron varias veces a su vivienda.

Sin embargo, el hombre salía con alguno de los rifles que ahora fueron incautados, con los que los amenazaba y los obligaba a retirarse.


Le tenían miedo


"Creemos que por eso, por el temor que le tenían, no llegaron a denunciarlo", aseveró un pesquisa, lamentando que "si alguien lo hubiese hecho, al menos comunicándose con el 911 de manera anónima, se habrían podido evitar estos últimos envenenamientos".

Lo cierto es que los pobladores de dicha localidad se vieron conmocionados por lo ocurrido en la zona, y, al conocerse la noticia de la captura del presunto asesino de los 200 canes, la gente pidió que el sujeto "no salga en libertad y pague por lo que hizo".

En principio, se especuló con que una bacteria pudo haber matado a los caninos (que también intoxicó a una mujer), pero en las últimas horas reflotó esta posibilidad de que un sujeto esté detrás de esta matanza de animales.