Una joven intentó sacarse una selfie, se tropezó con una columna en un museo de Arte y terminó tirando once obras artísticas que fueron cayendo cómo domino en una galería de Los Angeles. El accidente le costó a la muchacha 200 mil dólares.  

La joven se puso al lado de la fila de coronas colocadas sobre pedestales, se colocó de espaldas a la instalación, se agachó, perdió el equilibrio y tiro todas las obras de arte como piezas de domino. 

El momento en el que la chica daña la instalación Hypercaine de 14th Factroy fue publicado en YouTube y difundido en las redes sociales. 

Los responsables de la galería aseguraron que tres piezas sufrieron "daños permanentes" y otras resultaron dañadas. Además, comunicaron que el costo a pagar es de 200 mil dólares.