Por Luis Ventura

"No, no creo que vaya a ver los partidos de la selección en el Mundial. Ya saqué pasajes para ir a Disney con mi señora y mis tres hijos. Ellos se merecen ese viaje. Y yo ya tengo claro cuál es el lugar que me toca”, nos decía Carlos Alberto Tevez en su cómoda casa de Turín, en la cumbre de una colina desde la cual hay una espectacular vista aérea de esa ciudad italiana, en la que habitan un millón de personas. En exclusiva, “Crónica” visitó al goleador de la Juventus, próximo a lograr el “scudetto” italiano y ambicioso semifinalista de la Europa League, en su propio hogar y con un recibimiento en el que no faltaron mates, asado ni charlas de fútbol.

Sobre Sabella

Sobre la relación que lo vincula al técnico Alejandro Sabella, Tevez fue claro: “Estuvimos juntos en mi paso por Brasil, cuando estuve en el Corinthians y teníamos una relación fantástica. Nunca tuvimos ningún problema y la relación era cordial, muy buena. Todo el mundo me pregunta por qué no estoy, pero yo no debo responder a esa pregunta porque le estaría faltando el respeto. Las cosas son como son y punto”.

Vanesa, la mujer del “Apache”, atiende la casa y sus tres hijos, Florencia, Keaty y Lito, le demandan todo el tiempo. Pero se hace tiempo para preparar las ensaladas y las guarniciones, anticipando un asado que está por venir. Mientras tanto, Carlitos sigue hablando del DT del seleccionado nacional. “Yo creo que él está convencido que éste es el plantel que debe convocar y está muy bien. Si tiene que ganar lo hará con sus convicciones y si le toca otra suerte, no estaría bueno que lo haga con algo que no siente. Por eso... ¡no estaría bueno que me llamé ahora! Yo no formé parte de este proceso y no quiero que si me tienen que llamar, sea por presiones de alguien. Por eso Vanesa me pidió viajar a Disney con los chicos y yo le quiero dar el gusto después de dar la vuelta olímpica en la Juventus”, asegura.

Sobre Messi

A la pregunta de si está peleado con Lionel Messi, contesta: ¡“No sé de dónde sacaron semejante barbaridad! Todo el mundo lo publica y la verdad es que con Messi me llevo diez puntos. Compartimos momentos, prácticas, partidos y nunca tuvimos una diferencia. El es una persona deliciosa y muy educada. Este debería ser su mundial y se lo deseo de corazón, porque es un jugador maravilloso. El y Cristiano, con quien conviví en el Manchester, son los mejores jugadores del mundo”.

El apoyo

Para los hinchas, para la gente, Tevez es “el jugador del pueblo”, y él lo sabe y lo agradece: “Me cuentan que en Buenos Aires hay manifestaciones de la gente pidiendo que vaya al Mundial, y a ellos le digo gracias por su cariño, pero también les digo que dejen al técnico tomar sus propias decisiones porque eso le llevará seguridad al equipo que finalmente viaje a Brasil”.

Sus candidatos

La charla sigue: “Mis candidatos y en este orden son Argentina, Brasil y Alemania. Soy el primer hincha que tendrá Argentina, pero pienso que no podría ver los partidos porque me pondría muy nervioso y porque me traerá mucha nostalgia el hecho de ver a los muchachos en lugares que yo supe recorrer en otros mundiales”.

Maradona

Con relación a su último mundial, en el que tuvo como técnico a Diego Maradona, Tevez fue muy preciso: “Si yo hubiera tenido que salir a respaldar a Maradona nuevamente para que siguiera como entrenador de la Selección, lo hubiese hecho. Lo dije porque lo sentí así y eso hizo que algunos no me miraran bien. Pero supongo que me debo haber equivocado, porque el que no quiso continuar fue el propio Maradona que no aceptó y se fue”.

A qué Boca quiere volver

En el hogar de Tevez, la televisión se detiene en programas argentinos que se ven a través de un decodificador, en partidos de fútbol y en torneos de golf, que es su deporte alternativo. En ese marco, el mismo Carlitos, que ceba y acomoda la yerba del mate, nos cuenta si alguna vez soñó o sueña con volver a Boca: “¿Pero cómo no voy a querer volver a mi casa? Porque Boca es mi gente, mi camiseta y la pasearé por todo el mundo mientras viva. Pero quiero volver a un club pacificado. No quiero a los dirigentes enfrentados con los jugadores o con la hinchada. Quiero volver a un Boca en donde sólo disfrute por entrar a la cancha para seguir ganando campeonatos y alegrías. A ese Boca quiero volver algún día”. Y agrega: “Cuando era pibe en Fuerte Apache y nos juntábamos con mis amigos, en cada superclásico, entre los de River y nosotros nos matábamos a empujones y gritos. Eso no se olvida en la sangre, porque soy bostero de corazón”