El personal del Centro Gallego denunciaron que 1.500 empleados de esa clínica de alta complejidad "podrían quedar sin empleo" si "no se regulariza la situación" del establecimiento de salud, que dejó de percibir subsidios oficiales y no tiene recursos para abonar los salarios.

Elena Reta, integrante de los "Autoconvocados de la Salud" del Centro Gallego, explicó que existe el riesgo de "cierre" de esa mutual, luego de haber dejado de percibir subsidios de los Ministerios de Desarrollo Social y de Trabajo.

"La idea era reactivar la clínica a partir de esas entregas para abonar los salarios de forma completa y no en cuotas, como ocurre desde el año pasado. Pero no hay más subsidios", señaló Reta.

Para la dirigente, "la solución es la estatización" para sostener la fuente de trabajo de 1.500 empleados, la mayoría de los cuales está enrolado en la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) que lidera Héctor Daer.

Los trabajadores decidieron "sacar el conflicto a la calle" para que "se visualice", por lo que decidieron un plan de acción que se inició ayer con un corte de calle frente a la clínica.