POLICIALES |

 Depravado

16.11.2011   

Obligaba a nena a ver videos porno y la violaba

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
El despreciable sujeto se aprovechaba de una nena (Imagen ilustrativa).
El despreciable sujeto se aprovechaba de una nena (Imagen ilustrativa).

El pervertido, de 35 años, fue descubierto por familiares de la víctima, de 12, cuando se disponía a abusarla. Según el relato de la menor, se "venían viendo" desde hacía algún tiempo. El hecho conmociona a toda la localidad santiagueña de Sol de Julio.

Un hombre de 35 años se encuentra prófugo luego de que familiares de una nena de 12 lo sorprendieran el pasado sábado cuando estaba a punto de violar a la pequeña, acto que venía realizando desde hacía un tiempo.

El hecho, que conmocionó a la localidad santiagueña de Sol de Julio, trascendió luego de que una tía de la víctima descubriera una serie de mensajes de texto con contenido sexual enviados por el pervertido.

Según contó la nena a su mamá, el hombre, que resultó ser un vecino, la hacía ver videos pornográficos, la manoseaba y finalmente abusaba de ella.

“El pasado fin de semana, un familiar nos había pedido permiso para que mi hija de 12 años fuera a pasar la noche con ellos, ya que al día siguiente bien temprano les iba a ayudar con la entrega de empanadas”, contó la madre al sitio elliberal.

En la vivienda de sus familiares, cuando la nena estaba por ingresar a bañarse, el celular de la menor recibió una seguidilla de mensajes de texto. Por curiosidad, la tía leyó uno de los mensajes, que invitaban a la pequeña a tener "una noche de sexo y placer".

La tía quedó sorprendida y agendó el número de teléfono para investigar quién era su dueño y pedirle una explicación a su sobrina, que se fue a dormir.

“En la madrugada, la tía se levantó a cerrar unas ventanas que se golpeaban y cuando fue a la habitación donde dormía mi hija ésta no se encontraba acostada. La buscó por toda la casa y al no dar con su paradero, llamó a la nuestra, donde tampoco estaba”, relató la mamá de la víctima.

Por el número que anotó la tía, establecieron que pertenecía a un vecino que vive a una cuadra de su vivienda. Al golpear la puerta, encontraron al depravado (hermano de una agente de policía) de la mano de la nena buscada.

En ese momento, según contó la mujer, su hija comenzó a gritar y a pedir ayuda. Desde el interior, el sujeto les decía que él la dejaría ir, siempre y cuando no lo denunciaran. Tras arremeter contra la puerta y arrojar elementos contundentes, el individuo soltó a la niña.

Al salir alcanzó a ser golpeado por los familiares de la chica hasta que logró refugiarse en la casa de sus progenitores, que se encuentra en la vereda de enfrente.

Desde ese momento, desapareció de los lugares que solía frecuentar y ahora pesa sobre él un pedido de captura.

A la mañana siguiente, madre e hija se trasladaron a la Seccional 33 de Sumampa para radicar la denuncia penal.

Posteriormente, el médico de policía, Ignacio Acuña, corroboró que la menor había sido abusada sexualmente.



   Twittear

TAPA IMPRESA
encuesta
¿Qué sensación te produce que EE.UU haya espiado al Papa Francisco?
Bronca
Satisfacción
Indiferencia