MUNDO |

 Se dio vuelta la tortilla

03.01.2012   

Todo vuelve: Irán amenaza a los "yanquis"

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
Los iraníes no quieren ser controlados por los barcos norteamericanos (AP).
Los iraníes no quieren ser controlados por los barcos norteamericanos (AP).

Desde Medio Oriente "avisaron, recomendaron y advirtieron" que no van a permitir una vez más la presencia de portaaviones estadounidenses en el Golfo Pérsico. Como de costumbre, los norteamericanos respondieron y no harán caso a las indicaciones iraníes.

El comandante en jefe del Ejército iraní, Ataollah Salehi, advirtió a Estados Unidos que no permitirá el regreso al Golfo Pérsico del portaaviones estadounidense que recientemente fue localizado en la zona coincidiendo con las maniobras navales iraníes.

Aviso, recomiendo y advierto a los estadounidenses contra el regreso de este portaaviones al Golfo Pérsico, porque no tenemos la costumbre de advertir dos veces”, amenazó Salehi, citado por la agencia semioficial de noticias Fars. “Irán no va a repetir su advertencia. El portaaviones del enemigo se dirigió hacia el Mar de Omán a causa de nuestras maniobras. Recomiendo y hago hincapié en que el portaaviones estadounidense no podrá regresar al Golfo Pérsico”, agregó Salehi, citado por la agencia estatal de noticias IRNA y la agencia DPA.

Durante los últimos diez días de ejercicios navales en el Golfo Pérsico, varios comandantes iraníes reiteraron la amenaza de que Irán cerraría el estrecho de Ormuz si se imponían sanciones petroleras contra el país, como había señalado antes el vicepresidente iraní Mohammad Reza Rahimi.

Las maniobras sólo pretenden reforzar la seguridad en el Golfo Pérsico”, afirmó ante periodistas el portavoz del ministerio de Exteriores, Ramin Mehmanparast. “El principal mensaje de las maniobras es que la seguridad debe ser garantizada por las potencias regionales sin interferencia extranjera”, agregó, negándose a comentar las amenazas del vicepresidente y los generales.

Se trata de la primera reacción directa del gobierno iraní a las amenazas de bloqueo del Estrecho que llevó a un enfrentamiento verbal entre el país y Estados Unidos. Sin embargo, Irán aseguró que pronto se reanudarán las conversaciones con las potencias mundiales sobre su controvertido programa nuclear y anunció que inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) visitarán el país este mes.


Los yanquis no se quedaron callados

El Pentágono le respondió horas más tarde a Irán, declarando que los buques de guerra estadounidenses continuarán navegando regularmente por la vía fluvial estratégica.

George Little
, secretario de prensa del Pentágono, dijo que la Armada opera en el Golfo de conformidad con el derecho internacional y para mantener ‘‘un constante estado de alta vigilancia’’ a fin de asegurar el flujo del comercio marítimo.

A su vez, el secretario de prensa de la Casa Blanca Jay Carney desestimó las advertencias de Irán como un indicio de la debilidad de Teherán y del aislamiento internacional que enfrenta por llevar adelante un polémico programa nuclear. ‘‘Es la última ronda de las amenazas de Irán y es una confirmación de que Teherán está bajo una creciente presión por su falta continua de cumplir con sus obligaciones internacionales’’, dijo Carney. ‘‘Irán está aislada y trata de desviar la atención de su comportamiento y de sus problemas internos’’, agregó.
 

Télam y AP



   Twittear

TAPA IMPRESA
encuesta
¿Qué sensación te produce que EE.UU haya espiado al Papa Francisco?
Bronca
Satisfacción
Indiferencia