POLICIALES |

 Así no se puede vivir

13.07.2012   

Chino se defiende a botellazos de robo a mano armada

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
Una de las empleadas del supermercado contó el episodio vivido (gentileza C5N).
Una de las empleadas del supermercado contó el episodio vivido (gentileza C5N).

En el barrio de Flores, dos comerciantes fueron heridos por un delincuente que intentó asaltar el comercio. Cuando el hampón quiso huir pero fue atacado por otros empleados con botellas y fue entregado a la policía.

Un hombre y su madre, ambos de nacionalidad china y encargados de un supermercado del barrio de Flores, resultaron heridos al resistirse a ser asaltados por un delincuente que, cuando pretendió huir, fue atacado por otros empleados del local que lo retuvieron y entregaron a la policía.

Fuentes policiales confirmaron que tanto las víctimas del asalto como el ladrón apresado fueron trasladados por ambulancias del SAME al Hospital Piñeyro, donde fueron atendidos y, luego, dados de alta.

Según los investigadores, todo comenzó cerca de las 19 del jueves en un supermercado chino ubicado en la calle Curapaligüe 277, entre Alberdi y José Bonifacio, donde dos asaltantes en moto llegaron al lugar y uno de ellos ingresó armado con un revólver con intenciones de robo.

Aparentemente, el ladrón se dirigió a la caja y le exigió a una mujer la entrega del dinero de la recaudación del día, pero la maniobra fue observada por el encargado y su madre que intentaron evitar el robo y se trenzaron en una pelea con el asaltante.

En medio de la pelea, la madre del encargado del comercio atacó con una botella al ladrón que, al ver la reacción, decidió escapar del lugar, dijeron las fuentes policiales.

Sin embargo, otros empleados que escucharon los gritos que provenían del supermercado se acercaron y sorprendieron al delincuentes justo en el momento que pretendía huir, por lo que lo comenzaron a golpear para evitar la fuga.

El cómplice que había quedado en la puerta como campana, en tanto, decidió abandonar la moto en la que habían llegado y escapó a la carrera.

Mientras tanto, la policía había sido alertada por otros comerciantes, por lo que un patrullero llegó a los pocos minutos y logró la detención del acusado, quien presentaba heridas a golpes y cortantes.

Tanto el asaltante como los dos ciudadanos chinos heridos fueron trasladados a Piñeyro para ser atendidos.
Unas horas más tarde, todos ellos fueron dados de alta y el detenido fue trasladado a la comisaría 38a.

En la mañana del viernes Erica, una de las empleadas del local, aseguró que cuando el delincuente les exigió dinero, ella se lo entregó porque el hombre estaba armado y, ante el temor de que pudiera atacarlos, le dieron todo.

Télam


   Twittear

TAPA IMPRESA
encuesta
¿Qué sensación te produce que EE.UU haya espiado al Papa Francisco?
Bronca
Satisfacción
Indiferencia