MUNDO |

 Schettino sigue libre

08.01.2013   

A casi un año de la tragedia, el Costa Concordia está igual

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
Una mujer pasea al perro en la isla de Giglio, a metros donde está encallado el crucero (AFP).
Una mujer pasea al perro en la isla de Giglio, a metros donde está encallado el crucero (AFP).

El crucero permanece sin moverse desde el 13 de enero último en la Isla de Giglio, lugar que se convirtió en centro turístico debido a que la gente quiere sacarse fotos con la embarcación semi hundida. Ahora, parece que será reflotado en septiembre u octubre.

Los restos del crucero “Costa Concordia”, encallado frente a las costas de la isla de Giglio desde el 13 de enero de 2012 tras naufragar, serán retirados el próximo otoño europeo, informó el presidente de la región de Toscana (centro de Italia), Enrico Rossi. 

Rossi habló de los planes que el Gobierno regional baraja en relación con la retirada de los restos del crucero siniestrado en las costas del mar Tirreno, en el que hubo 30 muertos y dos desaparecidos, durante una reunión mantenida con el ministro de Medioambiente, Corrado Clini, y el jefe de la Protección Civil italiana, Franco Gabrielli, en la sede del Ejecutivo toscano.

El presidente de Toscana indicó que están valorando los planes de Gabrielli sobre la retirada de los restos del “Costa Concordia”, pero añadió que todavía necesitan entender cómo salir de esa situación que va alargándose en el tiempo.

Rossi reveló que han vuelto a hablar de la hipótesis del transporte de los restos al puerto de Piombino, cerca de la isla de Elba, en la provincia de Livorno (Toscana), con la consiguiente recuperación del fondo y de la flora marina.

Los restos del buque naufragado se han convertido en reclamo publicitario para la pequeña isla de Giglio, que recibe cada día turistas que desean fotografiarse frente al crucero siniestrado.

El “Costa Concordia” encalló en una formación rocosa tras unas maniobras polémicas efectuadas por su capitán, Francesco Schettino, acusado de homicidio múltiple, abandono de nave, naufragio y de no haber informado inmediatamente de la colisión a las autoridades portuarias.

Desde que se produjo el impacto hasta las primeras tareas de desembarco de los 4.229 pasajeros y miembros de la tripulación, pasaron varias horas y el barco se fue inclinando.

En el suceso, perdieron la vida 30 personas, entre ellas un español y dos peruanos, y aún hay dos desaparecidos. 

EFE


   Twittear

TAPA IMPRESA
encuesta
¿Qué sensación te produce que EE.UU haya espiado al Papa Francisco?
Bronca
Satisfacción
Indiferencia