POLITICA |

 Análisis

03.02.2013   

Clarín manda a investigar a Cristina

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
Informe sobre la imagen de la presidenta.
Informe sobre la imagen de la presidenta.

Edición impresa.Una consultora entregó un "informe reservado" pedido por los altos dirigentes del grupo monopólico en donde se analizó la imagen del gobierno nacional y comenzar así un plan estratégico para la campaña presidencial de Mauricio Macri, informó el Diario Crónica.

Por Lucas Carrasco

Dejó de ser una metáfora, por si alguien tenía dudas, lo del Partido Clarín. Días atrás, la consultora Poliarquía, que pertenece, en parte, al diario La Nación -el diario evasor de impuestos es el eje político de un conjunto de empresas más rentables articuladas alrededor suyo-, entregó un largo trabajo de investigación social, a pedido de las máximas autoridades del Grupo Clarín, que, de tan acostumbrados a manejar el dinero ajeno como propio, pagó el gobierno de la ciudad.

Pero Poliarquía no le entregó los resultados a quien los pagó -a los habitantes de la ciudad de Buenos Aires, que sufren los aumentos constantes de impuestos para financiar la campaña presidencial de Mauricio Macri-, sino al vicepresidente del Grupo Clarín, el lobista José Antonio Aranda, encargado, en distintas grandes empresas multinacionales, de mejorar su imagen, ahora en Clarín hace ese trabajo.

Poliarquía no es una empresa de investigación social, sino que trabaja prediciendo, erradamente, los deseos políticos del diario derechista La Nación, y corrigiéndolos cuando ya no queda tiempo ni visibilidad para notarlo.

Por ejemplo, publicaron en tapa y con grandes títulos una encuesta que auguraba un balotaje en 2007 y un día antes de las elecciones y en un recuadro profundo se desmintieron: la operación ya estaba hecha.

Los directores de esta agencia participaron, además, activamente del lanzamiento de una de las dos corrientes que apoyan a Daniel Scioli en su carrera a la presidencia: una lleva su nombre, DOS (Daniel Osvaldo Scioli, especialista en ser segundo de alguien) y la otra se denomina La Juan Domingo. Los aportes, se ve, de Poliarquía a la comunicación de Scioli no han sido muy productivos, con dos nombres propios (uno que es él, el otro que se propone como totalidad del peronismo como primacía del armado: algo contradictorio) no da la imagen que se pretende de calor militante detrás de esa candidatura, sino que da más la imagen del marketing hueco y pasajero.

En fin, tampoco vamos a discutir nosotros de marketing, ésta es una columna política. En la página 31 del “informe reservado”, como textualmente dice la carpeta entregada en mano al vicepresidente de Clarín por Fabián Perechodnik, quien participó del lanzamiento de La Juan Domingo, que se propone como contracara de La Cámpora (porque son viejos conservadores, desprestigiados y con un discurso novedoso para el siglo 17) estudian la imagen del gobierno nacional por las clásicas categorías de género, edad y clase social. Hay un agregado por zonas de residencia, que apunta, básicamente, a fortalecer la campaña de Macri, que es quien pagó la encuesta y el candidato de Clarín, y otra mucho más interesante: un segmento que divide a la población por si es rehén (le llaman “clientes”) del monopolio del cablevideo del Partido Clarín o no.

Mientras la Corte Suprema duerme los expedientes sobre la fusión de Cablevisión con su supuesta competidora, y los expedientes para que La Nación (los dueños de Poliarquía) y los constantes manejos judiciales de Jorge Fontevecchia, dueño de editorial Perfil (donde escribe Eduardo Fidanza, el único analista político de verdad de los directores de Poliarquía), para no pagar impuestos ni cargas sociales y así financiarse sin tanta publicidad oficial, como si ese subsidio judicial no lo fuera, desde Poliarquía piensan el 2015 dando por descontado que el monopolio seguirá existiendo, por la complacencia de la Corte Suprema. Evidentemente, manejan información reservada. Probablemente porque Carlos Fayt, el cortesano que anteayer cumplió 95 años y se hizo un autofallo para seguir estando en la Corte, es el suegro de Claudio Escribano, director de La Nación.

Los resultados de este “informe reservado” dicen que los rehenes del monopolio tienen mayormente mala imagen de Cristina y el gobierno nacional. Lo cual convierte, al Partido Clarín y sus oligopolios y monopolios en distintos rubros, en eje central y estratégico como articulador de la campaña presidencial de Mauricio Macri. Lo que, a la vez, explicaría por qué Macri cuando visita la ciudad de Buenos Aires dice exactamente lo mismo que dicen desde el Partido Clarín.

La articulación entre Macri y el Partido Clarín, un entramado de negocios, no es sólo para difamar en las cloacas de Internet robando identidades y elogiando al puntero ascendente Cristian Ritondo -que se quedó con el mandado, eso no estaba en los papeles, pero igual, ya bajó el tono de autoelogios después de leer esta columna contando sus manejos pocos serios: eso sí, primero mandó un libelo mal escrito a sitios vinculados con los ex servicios de inteligencia, que publican cuanta calumnia circule, y donde se encargan de tratarme de mercenario y demás insultos pero sin desmentir, por el contrario, la información acá publicada-, sino que ya es clara y precisa la conducción de los grandes gerentes del Grupo Clarín de la campaña de Mauricio Macri.

Algo que todos sospechábamos, más cuando desembarcaron a cobrar altos salarios en CABA la ex diputada radical clarinista Silvana Giudici y el sector radical más comprometido con las ideas reaccionarias; y ante la resignación de El Hijo De alfonsín (las mayúsculas van en su verdadera identidad: “el hijo de”), que se resignó cobardemente a ser conducido por el Grupo Macri, uno de los principales responsables del golpe financiero que acabó con el gobierno del Alfonsín con talento, el papá del socio del dueño del diario El Cronista, Francisco De Narváez.

Algo que todos sospechábamos, ahora está comprobado.

 



   Twittear

TAPA IMPRESA
encuesta
¿Qué sensación te produce que EE.UU haya espiado al Papa Francisco?
Bronca
Satisfacción
Indiferencia