POLICIALES |

 Podría ser un efecto contagio

01.04.2013   

Se investiga, pero los quemacoches no aparecen

Aumentar Disminuir
Tamaño del texto
CENIZAS. Fue en Murillo y Cañuelas.
CENIZAS. Fue en Murillo y Cañuelas.

Edición impresa. El vandalismo continúa y otro auto apareció incendiado en las últimas horas. Hay misterio respecto de los responsables, indica Diario Crónica.

Por María Helena Ripetta

La justicia tiene bajo investigación 40 casos de autos destruidos por los quemacoches, como se conoce a la banda que incendió vehículos en barrios como Villa Devoto,Villa Urquiza,Villa del Parque, Núñez, Almagro, Recoleta y Palermo, de la ciudad de Buenos Aires, pero que también apareció en Vicente López y La Plata.

El sábado fue detenido un joven de 25 años, que llevaba en la mochila un bidón de nafta y una mecha, a punto de prender un auto en Palermo. Finalmente quedó liberado, porque no fue detenido cuando quemaba un auto. Algunos de estos incendios de autos de alta gama, fueron reivindicados por un grupo anarquista, Amigos de la Tierra, pero lo cierto es que no todos son autos exclusivos. Sin embargo, es un misterio para los investigadores los puntos en contactos y hasta sospechan que podría tratarse de un efecto contagio. Otro punto es que los incendios los realizan donde no hay cámaras de seguridad, por lo que se sospecha que no son improvisados. “No descartamos nada. En algunos casos hasta puede ser un vivo que aprovecha para cobrar el seguro”, dijo una fuente de la investigación.

En tanto, el abogado penalista Víctor Varone sostiene que es necesario que las causas se unifiquen.“Como vemos intervienen distintas comisarías y distintos fiscales, por eso decimos que para una amplia y exhaustiva investigación de esta modalidad se torna necesario la unificación de las causas por modalidad delictiva, lo que lleva a la optimización y concentración de recursos investigativos y judiciales,hoy disgregados en tantas fiscalías y comisarías”, comentó el especialista, quien divide a los posibles móviles en cuatro.

“El principal sería la acción de grupos anarquistas. Esto tomó más dimensión cuando el grupo Amigos de la Tierra se autoadjudicó algunos de los últimos hechos. En realidad se está investigando si son hechos propios o si simplemente este grupo anónimo se adjudica el vandalismo de otros, como propaganda política. En segundo término, se establece la conducta criminal de imitación conocida como ‘copy cut’, es decir personas que imitan esta conducta y por eso incendian los vehículos”, le comentó Varone a “Crónica”.

El especialista continuó: “En tercer término, los ‘fraudes al seguro’, ya que en varios casos las investigaciones arrojaron que el incendio fue intencional. Los menos, se determinó que el móvil eran cuestiones personales o pasionales”.

El abogado agregó que, según los técnicos, cuando un incendio es accidental se inicia en el motor o en el tablero, pero cuando es intencional tienen otras características de los elementos utilizados para iniciar el fuego, siendo las más comunes las Molotov o un de rociado de combustible.

El tema que finalmente más les importa a las víctimas es que los seguros le paguen lo que los quemacoches le hicieron.“Deben realizar la denuncia policial y, los que tengan seguro, en su aseguradora para que ésta cubra los daños del rodado”, detalló Varone.

En ese sentido, se refirió a los “tres tipos de cobertura”, las que son “todo riesgo”, que “cubren todos los daños”, las de “tercero completo”, que es la más común, y la de “tercero robo e incendio”, que “ampara el robo e incendio en forma total o parcial”. “Destacamos que las coberturas de ‘incendio parcial’ muchas veces se limitan a vehículos de hasta 10 o 15 años de antigüedad, según la aseguradora, y aquellos vehículos que superan esa antigüedad sólo cubre el daño ‘total’. Después está la cobertura básica obligatoria que no cubre estos daños”, concluyó Varone.

En Villa Crespo, otro auto presa de las llamas 

Otra vez un auto apareció quemado intencionalmente en la ciudad de Buenos Aires, por lo que la policía intentaba ayer determinar si este hecho y el resto de los casos de vehículos incendiados en las últimas semanas fueron concretados por alguna organización anarquista o si los episodios no tiene ninguna relación entre sí. El último eslabón de esta cadena piromaníaca ocurrió en horas de la madrugada en Murillo y Cañuelas, a metros de la avenida Juan B. Justo, en el barrio porteño de Villa Crespo. En ese lugar apareció un automóvil Volkswagen Polo totalmente destruido por las llamas. El vehículo se encontraba estacionado frente a una gomería, cuyos dueños son los propietarios del vehículo. Fuentes de la policía indicaron que los vecinos de la cuadra sintieron una fuerte explosión y al salir vieron el coche en llamas, por lo que llamaron al 911. En poco minutos, una dotación del Cuartel Villa Crespo de la Superintendencia de Bomberos de la Policía Federal acudió al lugar y rápidamente controló el incendio. El caso es investigado por los agentes de la seccional 27ª.



   Twittear

TAPA IMPRESA
encuesta
¿Qué sensación te produce que EE.UU haya espiado al Papa Francisco?
Bronca
Satisfacción
Indiferencia