POLICIALES |

 Aberrante

19.07.2013   

Enga├▒├│, rapt├│ y viol├│ a piba de 12 a├▒os

Aumentar Disminuir
Tama├▒o del texto
Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

El depravado contactó a la chica a través de Facebook y logró llevarla a su casa de San Pedro. Allí la abusó en reiteradas oportunidades. La joven, que vive en Brandsen, estuvo secuestrada durante tres días.

El hombre que fue interceptado por la Policía en San Pedro junto a la chica de 12 años quedó detenido por disposición de la Justicia Penal de La Plata, que ahora investiga su presunta vinculación a una red de pedofilia.

El fiscal Tomas Moran le tomó declaración indagatoria, bajo los cargos de “rapto agravado, abuso sexual en varios hechos reiterados, todo en concurso real”.

El acusado, de 32 años, se negó a declarar y ahora quedó a la espera de que se resuelva su situación procesal. 

Los investigadores lograron certificar que el imputado contactó a la menor a través de una cuenta en la red social Facebook y logró captar su atención.

En esas circunstancias, aprovechando una supuesta situación de debilidad, por una serie de cuestiones familiares, que prefirieron mantenerse en reserva, la convenció de que se fuera con él a San Pedro, distante a unos 250 kilómetros de su Brandsen natal, bajo promesa de un futuro mejor.

Al parecer, el hombre la pasó a buscar por la estación de trenes local, el domingo de su desaparición, y ambos emprendieron viaje. Primero con dirección a Retiro y después, previa combinación de ramales, hasta la citada terminal en la ciudad de San Pedro.

UN SMS, LA CLAVE

Los informantes explicaron que en el trayecto, la chica alcanzó a mandarle un mensaje de texto a un amigo, a quien le contó lo que le había pasado, y ese llamado permitió a los responsables de la pesquisa -por un análisis de las comunicaciones- redireccionar su accionar hacia el lugar donde finalmente la hallaron, el miércoles pasado.

 

 



   Twittear

TAPA IMPRESA
encuesta
┬┐Qu├ę sensaci├│n te produce que EE.UU haya espiado al Papa Francisco?
Bronca
Satisfacci├│n
Indiferencia