México amaneció "sin daños mayores" tras el fuerte sismo de magnitud 7,1 que sacudió el sur y el centro del país la noche del martes, cuando una persona murió al caerle un poste en el puerto turístico de Acapulco, estado de Guerrero (sur), epicentro del movimiento telúrico en las costas del Pacífico, dijo este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Ayer en la noche se sintió fuerte el temblor en la Ciudad de México, que tuvo, como se sabe, epicentro en Acapulco​​​. Afortunadamente no hay daños mayores, hay ahora una víctima, un joven que iba conduciendo una motocicleta y perdió la vida en Guerrero", dijo el jefe del Ejecutivo en conferencia de prensa.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el sismo fue de magnitud 7,1, con epicentro localizado a 11 kilómetros al suroeste del puerto de Acapulco, a una profundidad de 10 km, registrado a las 20.47 locales (01.47 GMT).

El mandatario habló con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo para recibir el más reciente reporte de daños.

"El informe es que solo se padecieron derrumbes, no hay interrupción en las carreteras, se está transitando, pero se tuvo que suspender el tráfico aéreo hacia Acapulco", prosiguió el mandatario.

Las autoridades no emitieron alerta de tsunami, a pesar de que el epicentro fue en la costa frente el océano Pacífico, donde los geólogos han identificado que interactúa la placa tectónica de Cocos debajo de la placa geológica de Norteamérica, en una "subducción" (hundimiento) de unos 200 kilómetros.

"No hay ningún indicio de incremento en mareas en la costa de Guerrero, desde anoche sabemos que tampoco hubo daños graves en Puebla, Oaxaca, Tlaxcala ni en Morelos", estados del centro y sur del país, detalló el mandatario.

En cuanto la Ciudad de México, "desde poco después del temblor ya se tenía un reporte de la jefa de Gobierno (Claudia Sheinbaum), se estaba informando a la población que no se había padecido daños mayores", indicó.

López Obrador dijo que continúan las replicas del sacudimiento, pero "ya ninguna tan fuerte ni tan intensa como la que se sintió inicialmente".

Hasta esta mañana han ocurrido 150 réplicas, la más grande intensidad 5,2, registrada a las 21.08 del martes (2.08 GMT), al noroeste de Acapulco.

Entre los daños, el sistema de energía eléctrica sufrió fallas que dejaron sin energía eléctrica a 1,6 millones de usuarios afectados, pero el 60 por ciento del servicio ya fue restablecido, informó la Comisión Federal de Electricidad.

En le megalópolis, donde decenas de miles de habitantes salieron a las calles, algunos pocos segundos antes de la sacudida, "ayudó que sonó la alarma, funcionó, esto hay que subrayarlo y reconocerlo", puntualizó el presidente.

En los altavoces de más de 6.200 cámaras de seguridad de la Ciudad de México se activa una alerta sísmica en caso de terremoto, unos 50 segundos antes de un sismo que supere los seis grados, conectada a sensores en las costas del Pacífico, donde ocurren los principales puntos de choque entre placas tectónicas.

DÍA DE TRISTEZAS: INUNDACIÓN EN HOSPITAL

López Obrador lamentó la tragedia de 17 pacientes fallecidos en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tula, Hidalgo, causada por una inundación por el desbordamiento de un río que cruza esa ciudad del centro del país.

"Fue un día especial de riesgos y también de tristezas, porque se padeció del desbordamiento del rio Tula y se inundó el centro de Tula; ese desbordamiento inundó completamente el hospital del Seguro Social, esto causó la muerte de 17 personas en total", continuó el recuento.

Las incesantes lluvias que desde la semana pasada afectan el centro del país han sacado de su cauce ríos y las presas están saturadas, inundando pueblos y cultivos.

Los pacientes fallecieron en el hospital, "la mayoría por la inundación, otros por otras causas muy lamentables, es muy triste, se está atendiendo a los familiares de los que perdieron la vida", agregó.

Las autoridades de protección civil continúan en alerta por las inundaciones.

"Vamos a seguir pendientes porque se desbordaron ríos y presas, llovió muchísimo en todo el Valle de México (centro)", alertó.

Las recomendaciones indican que la gente "busque trasladarse a albergues y partes altas, se está apoyando a la población desde los primeros momentos".

El jefe de Estado hizo una reflexión final sobre los desastres naturales que con frecuencia ha sufrido este país.

"Tenemos que enfrentar estas adversidades y salir adelante, como siempre hemos salido, por nuestras culturas, fortalezas y grandeza cultural de nuestro pueblo, siempre salimos adelante", expresó.

Terminó el informe diciendo que algunas veces "se tienen que padecer momentos difíciles, pero no siempre se está de malas, siempre hay la esperanza y los mexicanos somos así, nunca perdemos la fe, nunca nos quitan el derecho a la esperanza".

El Gobierno de Guerrero advirtió de derrumbes de rocas en la Carretera Escénica hacia la zona exclusiva llamada Acapulco Diamante .

Algunas personas decidieron no dormir en sus casas, sobre todo en Acapulco y ciudades costeras, donde se habilitaron albergues.

En la capital los daños fueron menores, algunas partes de fachadas cayeron sobre vehículos, sin víctimas.

Fuente: Sputnik