Las autoridades de la isla española de La Palma (Islas Canarias) ordenaron la evacuación de medio centenar de viviendas después de que una de las coladas de lava se desviara hacia zonas habitadas.

El Pevolca (Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias) emitió la orden en la noche del miércoles "debido a la previsión de avance de las coladas de lava que discurren más al noroeste y su proximidad a la zona límite del perímetro ya evacuado"​​​.

En concreto, se procedió a la evacuación de los barrios de Las Martelas en el municipio de Los Llanos de Aridane y Marina Alta, Marina Baja, La Condesa y Cuesta Zapaca en el municipio de Tazacorte.

El Pevolca anunció el desalojo después de que los ríos de lava destruyeran el núcleo residencial del barrio de La Laguna.

Los vecinos de las casas afectadas, unas 40 o 50 viviendas, recibieron la indicación de marcharse "con sus pertenencias y animales domésticos" y dirigirse a los puntos de reunión habilitados por las autoridades.

A los que no pudieron recoger sus objetos personales "se les permitirá en días posteriores, de forma gradual y acompañados, siempre que las condiciones de seguridad lo permitan", precisó el Pevolca.

Desde la erupción del pasado 19 de septiembre, la lava del volcán de Cumbre Vieja cubrió más de 866 hectáreas (54 más en los últimos dos días) y arrasó con 2.185 edificios, según los datos que aporta diariamente el programa de observación terrestre de la UE Copernicus.

El avance de las coladas, que persiste después de un mes, provocó la evacuación de unas 7.500 personas.

Mientras el magma sigue avanzando por el territorio de la isla, la actividad sísmica en La Palma sigue aumentando con 39 seísmos detectados en la madrugada de este jueves, informó el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Todos los aeropuertos de las Islas Canarias se mantienen operativos este jueves, según informó el gestor aeroportuario Aena, dada la mejora de las condiciones del aire.

Fuente: Sputnik