El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, amenazó este domingo con mantener la presión diplomática y económica contra el Gobierno de Nicaragua tras las elecciones en el país centroamericano.

"Estados Unidos, en estrecha coordinación con otros miembros de la comunidad internacional, utilizará todas las herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para apoyar al pueblo de Nicaragua y responsabilizar al Gobierno de Ortega-Murillo y a quienes facilitan sus abusos", afirmó Biden en un comunicado difundido por la Casa Blanca​​​.

Para el presidente norteamericano, las elecciones del domingo en Nicaragua no fueron "ni libres ni justas, y ciertamente no democráticas".

"El encarcelamiento arbitrario de casi 40 figuras de la oposición desde mayo, incluidos siete posibles candidatos presidenciales, y el bloqueo de la participación de los partidos políticos manipularon el resultado mucho antes del día de las elecciones", aseveró.

Biden instó al Gobierno nicaragüense a "tomar medidas inmediatas para restaurar la democracia", así como a "liberar inmediata e incondicionalmente a los encarcelados injustamente", pese a que las autoridades del país centroamericano indicaron previamente que las personas detenidas se encontraban planificando acciones para boicotear las elecciones.

Los nicaragüenses estaban llamados este domingo a las urnas para elegir a 92 diputados de la Asamblea Nacional, 20 representantes en el Parlamento Centroamericano y al presidente y vicepresidente del país.

En este proceso, el presidente Daniel Ortega, miembro del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FMLN), se postula a su cuarto mandato consecutivo y el segundo en fórmula con su esposa la vicepresidenta Rosario Murillo.

En declaraciones a la Agencia Sputnik, la presidenta del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, Brenda Rocha, criticó los señalamientos de que no existe pluralidad en los comicios, destacando la participación de 15 partidos políticos en el proceso electoral.

A su vez, el canciller nicaragüense, Denis Moncada, dijo a este medio que los comicios se estaban realizando en el marco de la Constitución, e indicó que su país no le teme a las presiones externas.

Fuente: Sputnik