Por comerse la uña se le pudrió el dedo, le agarró cáncer y terminaron amputándoselo

Una joven australiana de 20 años que sufría bullying en el colegio adquirió el hábito de morderse las extremidades de la mano. Con el paso del tiempo le produjo una grave enfermedad y debieron extirparle el pulgar. Mirá las fotos.

Courtney Whithorn, intervenida quirúrgicamente por la infección.

Compartir

A una australiana le amputaron un dedo ya que durante años se comió la uña, lo que le provocó una grave enfermedad.

Por ansiedad, Courtney Whithorn, de 20 años, “atacó” a sus uñas, lo que le ocasionó “melanoma subungueal lentiginoso acral”, un tipo de cáncer.

Cuando descubrí que morderme la uña fue la causa del cáncer, quedé destrozada. Mi mano estaba constantemente negra, pero no quería que nadie la viera”, contó.

Finalmente, los médicos decidieron amputarle el pulgar derecho para evitar mayores riesgos ya que, si el tumor avanzaba, podía llegar hasta los huesos.

Lo más importante del día

Ver mas noticias