Consumidores sin margen para llenar la alacena

Mientras se espera otro impacto del dólar en góndolas, las grandes empresas se tomaron el fin de semana para definir la remarcación de precios y los trabajadores compran al día a merced de la especulación.

A partir del lunes, los gigantes de la industria alimenticia subirán sus precios hasta un 15%. (Rubén Paredes-Crónica)

Compartir

Por @flopa01

El dólar se apreció 35% en agosto, el traslado a precios de la economía interna es inminente y los trabajadores se preparan para tiempos difíciles. La especulación empresaria frenó la remarcación en las góndolas durante el fin de semana pero a partir del lunes se renovarán los listados de alimentos y productos de uso cotidiano. Algunos consumidores con margen de ahorro salieron a llenar el changuito con todo lo que se pueda a precio actual, mientras dure. Pero muchos no tienen el sobrante como para stockearse y llenar la alacena.

Tras el jueves negro, cuando el dólar pasó los $40 y la crisis política quedó expuesta, varias empresas, comunicaron que las ventas a los comercios iban a estar suspendidas por el fin de semana hasta acomodar los valores de sus productos. Así lo informó el portal BAE Negocios, donde se adelantó que los gigantes de la industria alimenticia, como Molinos, Arcor, Aceitera General Deheza y Unilever aplicarán incrementos que rondaran entre el 7 y 8 por ciento. Además, Papelera del Plata subirá los precios entre 12 y 15%.

Cada vez más. No queda otra que caminar. (Rubén Paredes-Crónica)

En este contexto, sería lógico un aluvión de compradores a los supermercados y mayoristas para abastecerse por adelantado y cubrirse un poco frente a un nuevo capítulo inflacionario. Pero la nueva suba de precios está acompañada por la pérdida de poder adquisitivo que arrastran los trabajadores. 

El especialista en consumo, Héctor Polino, lo explicó ayer claramente: "si bien algunos economistas advierten que el traslado de precios podría tener un tope, en general, ese techo no existe. En los últimos tiempos lo que se da es una caída estrepitosa de las ventas que podría obligarlos a que el traslado sea más gradual".

En diálogo con Crónica, el representante de Consumidores Libres (CL), recomendó a los compradores que "de poder hacerlo, si tienen capacidad económica, llenar la alacena es una buena estrategia. Siempre prestando atención a la fecha de vencimiento de los alimentos. El que compre ahora en cantidad, estará más resguardado frente al subidón de precios que se viene".

Polino, reparó igualmente en una cuestión clave: "Son muy pocos los que hoy tienen la posibilidad de disponer de un extra para generarse su propio stock para dos o tres meses. Especialmente se hace difícil en los sectores más vulnerables que perdieron mucho poder adquisitivo".

Por su parte, el dueño de la cadena Maxiconsumo, Víctor Fera, confirmó este sábado que el incremento en los productos se ubicará entre "12 ó 13% si el dólar se queda así" y aclaró que "no puede haber desabastecimiento" de artículos alimentarios por la devaluación del peso.

Previo a los números del Indec, un informe elaborado por la asociación CL sostiene que la canasta básica de alimentos registró un aumento del 3,64% durante agosto, mientras que desde enero acumuló una suba de 22,35%. En agosto del año pasado el incremento había sido del 1,66%, al tiempo que el acumulado había arrojado un avance de 12,36%.

Lo más importante del día

Ver mas noticias