Las matemáticas siguen siendo un problema

Datos que preocupan: un 5% muestra un nivel avanzado y el 70%  sólo puede resolver problemas simples. 

La matemática sigue siendo una materia pendiente para los argentinos.

Compartir

Las matemáticas continúan siendo un dolor de cabeza para los adolescentes argentinos en pleno siglo XXI, pese a los diferentes métodos de aprendizajes que existen para esta ciencia. Según la prueba Aprender de secundaria, el 70% de los estudiantes sólo puede resolver los problemas simples y menos de un 5% consigue un nivel avanzado.

¿Pero qué factores explicarían el bajo rendimiento de los alumnos menores a 18 años? "Las investigaciones revelan que en las clases de matemática muchos jóvenes dedican su tiempo a hacer cuentas y resolver ejercicios de manera mecánica, sin comprender el sentido ni la relevancia de lo que están trabajando", indicó Melina Furman, doctora en Enseñanza de las Ciencias y profesora de la Universidad de San Andrés, en alusión a que, muchas veces, los chicos no logran captar la atención y menos entusiasmarse con las operaciones numéricas.

Por su parte, Gustavo Zorzoli, profesor y rector del Colegio Nacional de Buenos Aires, argumentó que "el problema del aprendizaje de la Matemática en la escuela no está necesariamente vinculado con la didáctica que utilizamos para su enseñanza, sino quizás en la ruptura del modelo que se produce entre la primaria y la secundaria".

Los datos surgidos de la investigación denominada "Radiografía de los aprendizajes de Matemática en Argentina", del Observatorio Argentinos por la Educación, que analiza los desempeños de los alumnos en las pruebas Aprender, PISA y TIMSS (donde sólo participó CABA), arrojaron un resultado que aterroriza:

Sólo el 4,2% de los estudiantes argentinos puede alcanzar un nivel avanzado en Matemática, lo que implica resolver problemas complejos e inferir datos no explícitos. Además, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la jurisdicción con mejor puntuación del país, por delante de Córdoba, pero sus estudiantes aprenden muy poco en comparación con los de otros países como Singapur, Japón o Estonia, primeros en el ránking con mejor capacitación en Ciencias.

Según los datos de PISA 2015, apenas el 4% de los estudiantes porteños de 15 años se ubicó en los niveles 5 y 6, los más altos de la evaluación. En tanto, las pruebas TIMSS 2015 de 4° grado y primer año expidieron un panorama mucho más crítico: CABA no tiene estudiantes con nivel avanzado.

En cuanto a los desempeños por nivel socioeconómico, se registró que los alumnos más privilegiados de Argentina poseen peores resultados que los desventajados de España. El estudio adquiere actualidad frente a la decisión del Ministerio de Educación de la Nación de aplicar una reforma de la enseñanza de Matemática en las escuelas, siguiendo el modelo de Singapur, a partir de 2019.

El método Singapur es una propuesta para la enseñanza matemática basada en los planes de estudio que el mismo país desarrolló por más de 30 años. Para enseñar cada concepto, se parte de representaciones concretas, pasando por ayudas pictóricas o imágenes, hasta llegar a lo abstracto o simbólico. 

Lo más importante del día

Ver mas noticias