Murió joven que estaba internada tras practicarse aborto clandestino

Una chica de 34 años y madre de un nene de dos, falleció en un hospital de Tigre al que había llegado el pasado domingo con un cuadro séptico.

"Liz". Otra joven víctima de una realidad que muchos ignoran. (Imagen archivo)

Compartir

Aida Nuñez Rodas, una mujer de 34 años y madre de un niño de dos, murió luego de haber ingresado el domingo a la noche de urgencia a un hospital de la localidad bonaerense de San Martín como consecuencia de un aborto clandestino.

"Liz", según se dio a conocer,  se realizó un aborto inseguro en la provincia de Buenos Aires el último fin de semana. Primero fue trasladada a un hospital en San Martín y después derivada a terapia intensiva del Hospital General de Pacheco donde falleció este martes por la mañana.

La mujer, llegó al hospital con un cuadro de septicemia post aborto y en el hospital se le realizó una histerectomía de urgencia, es decir, la extracción del útero. Allí quedó internada en terapia intensiva, pero tras su traslado, la joven falleció.

Organizaciones feministas convocaron a una manifestación a las 18 en la Casa de la Provincia ubicada en Callao 237 para despedir a la joven fallecida y reclamar por acceso al aborto seguro.

De acuerdo a los datos oficiales, 50 mil mujeres y personas gestantes son internadas por año, debido a complicaciones provenientes de abortos hechos en la clandestinidad. Se calculan 29 mil abortos por mes, 985 por día y 41 por hora. Se estima que desde 1986 a 2016, más de 3 mil mujeres murieron producto de las complicaciones de los abortos mal hechos.

Por su parte, desde algunas organizaciones de mujeres ya se hicieron eco de la tragedia y apuntaron contra los sectores que se opusieron fervientemente a la legalización del aborto.

"Lamentablemente, falleció otra mujer humilde por complicaciones producto de un aborto clandestino. Decenas de ellas hemos visto entrar a nuestros hospitales con cuadros sépticos y sabemos que, casi siempre, el desenlace será fatal. Es muy injusto", escribió el ex ministro de salud bonaerense, Daniel Gollán.

"Con la ley, la tasa de mortalidad sería ínfima, porque la tasa de complicaciones sería ínfima. Y en caso de una complicación, el hospital está preparado para recibir a una mujer y evitar una infección", le dijo Gollán a este medio, asegurando que una de las principales causas de las muertes en abortos clandestinos se produce por infecciones, que son producto de la precariedad con la que se lo practican.

Lo más importante del día

Ver mas noticias