Profesora ayudó a una alumna a dar a luz

La joven, quien inició el proceso de parto en la escuela, la eligió como madrina de su hija. El curioso caso ocurrió en González Catán. 

María junto a la bebe recién nacida, María Isabella.

Compartir

Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

En una escuela de la localidad bonaerense de González Catán, María, profesora de matemáticas, tuvo una admirable reacción. La docente acompañó y le brindó contención a una alumna que dio a luz en las mismas instalaciones del establecimiento. Una conmovedora muestra de afecto hacia una de sus estudiantes, por la cual la joven decidió que su "profe" sea la madrina de su hija.

En la jornada del viernes, María Acosta desarrollaba su habitual clase de matemáticas al curso de segundo año en la Escuela Secundaria N° 102, de González Catán, cuando una de sus alumnas le solicitó ausentarse del aula por espacio de unos minutos. "Me preguntó: ¿Puedo salir un minuto que me duele la panza?, y le pedí a una compañera que vaya con ella al baño", detalló Acosta a Crónica.

En pocos segundos, una de las chicas le pidió que se acercara de forma urgente y "cuando llegué resultó que ya había hecho el trabajo de parto sola. Para mí fue sorpresivo porque no sabía que estaba embarazada", reconoció la docente. Posteriormente, la joven de 18 años, quien retomó sus estudios este año y es de origen familiar humilde, fue trasladada a un centro de salud cercano.

El domingo pasado María la visitó, tomando cuenta de que la adolescente y su hija se encontraban en perfecto estado. En el momento en que se vieron, la flamante madre le confesó: "Profe, quiero que sea la madrina de mi hija. Se va a llamar María, como usted". El nombre completo de la niña es María Isabella, este último en agradecimiento a un compañero, llamado Isaías, quien también colaboró en el instante del parto.

Una circunstancia que en el Día del Maestro, Acosta reconoce: "Para mí fue algo grandioso. Sentí una emoción inmensa de presenciar cómo una alumna mía daba vida. Tengo tres hijos y esto se asemeja a lo que yo viví con ellos". El hecho de haber socorrido y estar junto a una de sus estudiantes, minutos después de dar a luz, forma parte de su rol docente, como la propia profesora de matemáticas reconoce, al considerar que "mis alumnos son todas mis joyas, y creo que hay que enseñar más allá de la materia. Yo aprendo más de ellos que ellos de mí".

En este sentido, la docente agregó: "A mí me buscan para hablar y dar un abrazo, y eso también es enseñar, es enseñar amor". En referencia a su reacción de no alejarse de su alumna, y no caer en prejuicios o rechazos por tratarse de una adolescente que se convertía en madre, María Acosta remarcó que "hay mucha marginalidad y queremos revertir eso. Creemos que la mejor forma es educando. En el caso de ella, tenemos que apoyarla, darle contención, y propondré ser la tutora de estudios, para que no abandone la escuela".

Lo más importante del día

Ver mas noticias