Se derrumbó conventillo en Parque Patricios

El antiguo edificio había sido evacuado hace poco más de una semana porque su colapso era inminente.

1 de 8 - La estructura no aguantó más y cedió dejando en ruinas el conventillo (Ruben Paredes-Crónica).

2 de 8 - Hace una semana clausuraron el edificio por peligro de derrumbe (Ruben Paredes-Crónica).

3 de 8 - La fachada presentaba desprendimiento de parte de la mampostería (Ruben Paredes-Crónica).

4 de 8 - Los vecinos se acercaron al lugar para ver el derrumbe (Ruben Paredes-Crónica).

5 de 8 - En ruinas, así quedó el antiguo edificio de Avenida Brasil y Alberti (Ruben Paredes-Crónica).

6 de 8 - El conventillo había sido desocupado una semana atrás (Ruben Paredes-Crónica).

7 de 8 - Defensa Civil trabaja cortando fierros colgantes que quedaron tras el derrumbe (Ruben Paredes-Crónica).

8 de 8 - Personal trabajó en el edificio para evaluar el resto de la estructura (Ruben Paredes-Crónica).

Compartir

Por Gabriel Arias
garias@cronica.com.ar

Su destino final ya estaba decretado y lo que no pudo ser llevado a cabo por la mano del hombre, finalmente ocurrió por órdenes de la naturaleza y al erosión.

Es que el antiguo inmueble que estaba emplazado en el barrio de Parque Patricios, y del cual 15 personas habían sido evacuadas días atrás, se derrumbó por su propios medios y no hubo que lamentar heridos o destrucción material en la zona.

Semanas atrás se sabía que el centenario edificio ubicado en el cruce de la avenida Brasil y Alberti tenía un "desplazamiento vertical" en una de las columnas que sostenían a la mole, con los cual los efectivos de la Guardia de Auxilio del Gobierno porteño recibieron un llamado al 103 y éstos procedieron a clausurar de manera preventiva e inmediata al edificio.

En esa evacuación, 15 personas fueron llevadas del lugar y se había acordonado el lugar con cintas para que nadie pueda ingresar, de hecho, las casas lindantes y un taller mecánico tuvieron que ser cerrados como medida de prevención.

Hay que resaltar que desde hace tiempo, los vecinos del barrio habían denunciado el episodio y hace dos semanas, la caída de mampostería a la calle fue el aviso de que podía ocurrir una catástrofe.

Antes de que la mano del hombre derribara al inmenso edificio, éste pareció no soportar más la corrosión y el agua que había en el sótano y cayó solo sin provocar heridos o damos materiales.

Julio Lachavane, jefe de Guardia de Auxilio de la Ciudad, comentó que "este edificio tenía previsto un plan de demolición para la semana que viene con el aval de emergencia, pero se cayó y ahora hay que hacer una evaluación para ver los pasos a seguir y demoler el edificio".

"El propietario es el responsable del inmueble y será el que lo demolerá, obviamente con el seguimiento del Gobierno porteño para que en la demolición no hayan lastimados", agregó.

El funcionario terminó diciendo: "Trabajaremos en la jornada de hoy y mañana, y creemos que en la semana ya se podrá liberar las arterias. En cuanto a la gente que fue evacuada, hay que decir que gracias al Programa Buenos Aires Presente, la gente fue llevada a un refugio".

Se vino abajo. (Twitter)
Se vino abajo. (Twitter)
Así quedó el lugar. (Twitter)

Lo más importante del día

Ver mas noticias