Urgente: Facundo debe viajar a Miami

El chico de 14 años tiene que trasladarse a Estados Unidos para recibir un nuevo trasplante de células madre, que le permitiría volver a mover sus piernas. Pero necesita $23.000 para el pasaje. 

Graciela y Facundo, que padece distrofía muscular de Duchenne.

Compartir

Facundo Aquino tenía todo preparado para viajar a Miami para recibir un nuevo trasplante de células madre que mejorase su calidad de vida. Pero desde la clínica especializada norteamericana pospusieron el turno y, por lo tanto, los pasajes que había sacado su abuela ya no sirven. El cambio de fechas implica un monto de 23.000 pesos, cifra de la que no disponen.

Para Facundo, el trasplante significa la posibilidad de recuperar poco a poco la movilidad en sus piernas. El chico de 14 años padece distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad degenerativa que se agravó en los últimos años aun a pesar del esfuerzo de los profesionales de los hospitales Gutiérrez y Garrahan.

Cuando ellos dijeron que ya no podían hacer nada más por el chico, Graciela, su abuela -quien está a cargo del niño- buscó otra alternativa en el exterior. Así, el 13 de febrero pasado viajaron a Estados Unidos, donde se le realizó un primer trasplante de células madre. "Volvió a mover sus manos y a comer por sus propios medios. Por eso, está contento y tiene muchas expectativas", dijo a Crónica Graciela.

La notable evolución de Facundo hizo que programaran rápidamente una segunda instancia de dicho procedimiento con el fin de que pueda mover nuevamente sus piernas. Su abuela entonces compró los pasajes con antelación. La fecha estipulada de viaje era precisamente este martes 25 de abril.

Sin embargo, un llamado desde Estados Unidos cambió el panorama: la sesión fue reprogramada para el 1º de mayo y los pasajes dejaron de ser válidos. El cambio de fecha se traduce en un costo de 23.000 pesos. "Estoy desesperada, hago todo por él y no alcanza. Si no llegamos a juntar la plata pierde su turno y tenemos que hacer todos los trámites de nuevo", agregó.

Para Facundo, Graciela es todo: es su abuela y su madre también. Y es que, cuando le diagnosticaron su enfermedad con apenas un año de vida, su madre lo desconoció y su padre lo abandonó también. Su abuela materna se hizo cargo de la situación y junto con su marido dejaron la localidad de Las Toscas, en Santa Fe, donde vivían, para trasladarse a Pilar.

Una muestra admirable de afecto de Graciela, quien redobla sus esfuerzos para que su nieto pueda volver a caminar, como lo hacía hasta sus 11 años. Por eso necesitan ayuda, la cual puede manifestarse llamando al 03482-15653735.

La enfermedad de Duchenne no tiene cura. Se trata de un trastorno hereditario que se caracteriza por la debilidad muscular progresiva. Sus primeros síntomas incluyen caídas frecuentes, dificultad para levantarse o correr, marcha de pato, gran tamaño de las pantorrillas y trastornos del aprendizaje. El diagnóstico preciso requiere de análisis de laboratorio. La fisioterapia y los medicamentos ayudan a mejorar la calidad de vida.

Lo más importante del día

Ver mas noticias