Comprueban mil violaciones de curas a menores: escalofriantes detalles

Un informe de la Fiscalía General de Pensilvania documentó en más de 1.300 páginas las aterradoras vivencias de un millar de criaturas que fueron agredidos sexualmente por 300 religiosos.

El fiscal general de Pensilvania presentó su informe en conferencia de prensa.

Compartir

En un extenso documento que se basa en la revisión de medio millón de documentos internos de diferentes diócesis que "contienen alegaciones creíbles", se constataron mil violaciones a menores por parte de curas y sacerdotes.

El informe de 1.300 páginas fue presentado por la Fiscalía General de Pensilvania, Estados Unidos, y se describen los abusos de 300 religiosos pedófilos cometidos contra más de 1.000 menores en las diferentes diócesis de ese estado. Además, contiene relatos escalofriantes de algunos casos.

Un religioso habría violado a una nena de 7 años cuando la visitó en el hospital después de una operación de amígdalas. Otro habría sometido a un nene de 9 años para mantener sexo oral y después, le habría enjuagado la boca con agua bendita.

La Procuraduría de Pensilvania también estima que algunos curas se coordinaron para llevar a cabo violaciones en las que habrían utilizado "látigos, violencia y sadismo" contra sus víctimas.

En conferencia de prensa el pasado 14 de agosto, el fiscal general Josh Shapiro, destacó que todos estos hechos tuvieron lugar con "el encubrimiento sistemático de altos funcionarios de la Iglesia en Pensilvania y en el Vaticano" y explicó que los agresores "no solo enseñaron a los nenes que ese abuso era normal, sino que era sagrado".

Forzados a tomar alcohol y ver pornografía

Shapiro explicó que algunos agresores se aprovecharon de la fe de los menores y justificaron sus aberrantes actos con el argumento de que "la Virgen María tuvo que lamer a Jesús para limpiarlo tras nacer".

El informe también detalló cómo se produjeron varios casos: "Algunos de ellos fueron forzados a tomar alcohol o ver material pornográfico. Se los obligó a masturbar a sus agresores y fueron manoseados por ellos. Otros fueron violados por vía oral, vaginal o anal".

Ese documento refleja que serían "miles" los menores cuyos registros se perdieron o que temieron denunciar estas situaciones.

El diario estadounidense The Washington Post destacó que es la investigación más completa jamás realizada en el país sobre violaciones cometidas por los representantes de la Iglesia católica.

El trabajo llevó 18 meses e incluyó pesquisas en ocho diócesis de Pensilvania, aunque las responsabilidades irían más allá de ese estado.

El informe presentado
 

Lo más importante del día

Ver mas noticias