Condenaron a pastora por dejar morir de hambre a un pibe para "sacarle el demonio"

Ocurrió en Dallas. Le dieron 99 años de cárcel por su cruel acción contra un chiquito mexicano, al que había ordenado que no le dieran de comer. 

Meza fue sentenciada por el aberrante deceso del chiquito mexicano.

Compartir

Una pastora evangélica fue condenado a 99 años de prisión en Estados Unidos por la muerte de un chiquito mexicano, al que había ordenado que no lo alimentaran para poder liberarlo de un demonio. Aracely Meza, de 52, quien se presentaba como pastora y profeta de la Iglesia Internacional Jesús es el Rey en la ciudad yanqui de Dallas, fue sentenciada por la muerte de Benjamín Aparicio, un nene mexicano de dos años, que, según había asegurado, tenía un demonio adentro.

Por eso, ordenó que no le dieran comida, ya que de esa manera podría salvarlo. Hasta sus padres siguieron su consejo. Así pasaron tres semanas, hasta que el pibito finalmente murió de hambre. El caso, ocurrido en 2015, llegó a la policía por una denuncia de los feligreses de la iglesia evangélica, pero los pesquisas no pudieron evitar el deceso del niño, aunque sí lograron encerrar a la culpable, que no saldrá más de prisión.

Lo más importante del día

Ver mas noticias