Ex Miss Brasil y socio de Trump, involucrados en caso de la mansión swinger

La policía de Uruguay encontró documentos que señalan a Nayla Micherif y a su esposo, el empresario Ronosalto Pereira Neves, como dueños de la casona donde vivía la mujer acusada de contratar sicarios para matar a su ex pareja.

La modelo devenida en empresaria, dueña de la lujosa mansión uruguaya.

Compartir

Durante el allanamiento a la mansión "Gypsy Queen", realizadas en el marco de la muerte de Edward Alexis Vaz, se encontraron documentos que evidencian que desde 2013 la casona pertenece a la ex Miss Brasil Nayla Micherif y a su esposo, el empresario Ronosalto Pereira Neves, socio de Donald Trump. La operación se concretó por 1,25 millón de dólares.

La muerte de Vaz, profesor de inglés de 45 años, destapó secretos ocultos en un lujoso barrio de Punta del Este. Su ex esposa, Lulukhy Moraes, de 38 años y principal sospechosa de instigar el crimen, está detenida.

La ex modelo organizó durante años el evento de "Miss Brasil":

Por esto se procedió, el viernes pasado, a allanar la mansión de la que se presumía era dueña. La "Gypsy Queen", una casona emplazada en el barrio Beverly Hills, era lugar de encuentro para parejas swingers. 

Nayla ganó el concurso en 1997.
El empresario está apuntado como terrateniente de Trump.

Antes de ser detenida, en una declaración al diario El País de Uruguay, Moraes reconoció que se la habían vendido a un magnate brasileño y que éste la habría contratado para que continúe como "administradora" por el cariño que le tenía. Antes de pertenecer a la pareja, la casa estaba a nombre de María Letícia, "compañera de vida" de Moraes, como ella misma la llamaba.

Junto con Donald Trump, socio de su marido.

Nayla se dedicó siempre al modelaje pero alcanzó su pico de fama en 1997, cuando ganó el concurso Miss Brasil, que le permitió participar de Miss Universo. Retirada de las pasarelas, continuó vinculada al mundo de la moda y de la farándula. De hecho, entre 2002 y 2011 fue directora de la empresa responsable de la realización de Miss Brasil. Tras varios escándalos, entre ellos el de arreglar algunas ganadoras, dio un paso al costado.

Lo más importante del día

Ver mas noticias