Francisco llamó a renovar la Iglesia en todo el mundo

El Sumo Pontífice volvió a referirse a los abusos cometidos por sacerdotes en Irlanda y admitió que "varias veces le pidió perdón al Señor" por esas acciones.

Francisco junto a un grupo de mexicanos que lo visitó.

Compartir

Los problemas y las acusaciones no lo agobian. Calmo y reflexivo, el Papa Francisco volvió a referirse este miércoles a los abusos cometidos por miembros del clero en Irlanda e instó a "perseguir con firmeza la verdad y la justicia" para poder "renovar la Iglesia en todo el mundo".

El viaje a Irlanda, del pasado fin de semana, estuvo marcado por el tema de los abusos, las denuncias a curas y los pedidos de renuncia contra el Pontífice por supuesto encubrimiento.

Sin embargo, no esquivó el tema y durante la audiencia general característica, Francisco afirmó: "Esta visita mía a Irlanda, además de una gran alegría, debía también hacerse cargo del dolor y la amargura por los sufrimientos causados en ese país por varias formas de abuso, por parte de miembros del clero, y por el hecho de que las autoridades eclesiásticas en el pasado no siempre supieron enfrentar en forma adecuada estos crímenes".

De inmediato, recordó que "varias veces" pidió "perdón al Señor por estas acciones" y la "intercesión de la Virgen para que conceda la gracia de la sanación a las víctimas" y dé "la fuerza para perseguir con firmeza la verdad y la justicia, pudiendo así renovar la Iglesia en Irlanda y en todo el mundo".

Por la reconciliación

En ese marco, el Sumo Pontífice aseguró que los obispos irlandeses comenzaron "un camino de purificación y reconciliación con aquellos que han sufrido abusos" y agregó que con la "ayuda de las autoridades nacionales han establecido una serie de normas severas para garantizar la seguridad de los jóvenes".

Además, comentó que durante la reunión que mantuvo con obispos en Irlanda, les dio aliento para que no detengan su esfuerzo para resolver los fracasos arrastrados del pasado "con honestidad y coraje", ya que, con su nueva actitud más la fe del pueblo, podrán "inaugurar un tiempo de renovación de la Iglesia" en el país.

Sorpresa

Al comenzar la jornada, un grupo de mexicanos procedentes de la región de Quintana Roo sorprendieron a Francisco con atuendos típicos de los pueblos originarios de la zona y además, portaban una manta con la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Todos tenían sus cuerpos pintados llevaban plumas y penachos, que le pusieron color a la mañana del Vaticano con su música y sus danzas. El Papa los bendijo, se sacó fotos con ellos y les agradeció su visita.

Lo más importante del día

Ver mas noticias