Le dijeron que estaba por morir, vendió todo para pagar su funeral y sigue viva

Tras los dichos de un supuesto especialista, la británica de 55 años pensó que estaba en la última etapa de un cáncer terminal y, sin dudarlo, se deshizo de todas sus pertenencias. Más detalles, en la nota. 

Compartir
La mujer brindó detalles de su terrible experiencia.

Una británica de 55 años fue un hospital zonal y el médico determinó que padecía cáncer de pulmón en etapa terminal. En consecuencia, la mujer decidió vender todas sus pertenencias para que su familia no se preocupe por los servicios fúnebres. Sin embargo, no falleció y se quedó sin nada.

Julie Shann reveló esta semana la terrible experiencia que atravesó en 2015. A penas escuchó a su médico decirle que tenía cáncer terminal, vendió todas sus pertenencias y juntó todos sus ahorros para pagar los servicios fúnebres.

Sin embargo, meses después la mujer buscó otra opinión ya que seguía viva y desde el hospital determinaron que el médico que la atendió no estaba capacitado para diagnosticar ningún tipo de cáncer.

Luego de realizarse varios estudios, se enteró que no padecía esta fatal enfermedad. "Fue desgarrador. Fui a buscar al supuesto especialista que me diagnosticó pero nunca me atendió", contó. Para concluir, manifestó que espera una "compensación económica" por parte del establecimiento.

Lo más importante del día

Ver mas noticias