Mientras la economía continúa complicada se acerca 2019

Opinión por Javier Carrodani. 

Nicolás Dujovne, la cabeza de la economía de Macri.

Compartir

jcarrodani@cronica.com.ar 
@javiercarrodani 

Hace casi un mes, exactamente el 1° de agosto -día en que estalló el escándalo de los cuadernos sobre las coimas en la obra pública-, en este espacio se planteó que la economía se encaminaba casi seguramente a una caída del PBI en 2018, lo cual derribaba el último argumento del gobierno nacional en esa materia.

En la Casa Rosada anhelaban poder decir que con la gestión del presidente Mauricio Macri se lograba romper la racha de años pares negativos. Por estos días, las consultoras sólo difieren en cuánto va a ser la baja de la actividad. El propio ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, reconoció el lunes ante periodistas de medios extranjeros que el número negativo rondará el uno por ciento.

Mientras el dólar sigue subiendo y las perspectivas inflacionarias parecen no ceder, de cara a las elecciones del año próximo seguramente al Presidente le recordarán dos de sus consignas más fuertes. La primera, que la inflación era demostración de la incapacidad de un gobernante -eso era en tiempos de Cristina Fernández de Kirchner- y que él al frente del país estaba en condiciones de bajarla rápida y consistentemente.

La segunda, que él quería que lo juzgaran por el resultado de su lucha para bajar la pobreza. Eso lo dijo el día en que se publicó el primer índice oficial durante su gestión, que arrojaba un 32,2% para 2016. Al año siguiente, dos mediciones indicaron sendas bajas semestrales al 28,6% y luego al 25,7%.

Pero con la crisis cambiaria y el recrudecimiento de la inflación, se descuenta que los próximos índices llevarán la pobreza cerca de los niveles iniciales. Los equipos de propaganda de Cambiemos deberán esmerarse para hilvanar argumentos que puedan, al menos, mitigar la sensación de frustración.

Lo más importante del día

Ver mas noticias