Sin educación, sin futuro

Por Jorge Cicuttin

Cientos de estudiantes se manifestaron.

Compartir

@jorgecicu

Salud, seguridad y educación. Aun los economistas liberales más ortodoxos y privatizadores reconocen que son tres ítems que el Estado tiene la responsabilidad de otorgarles a los ciudadanos. La salud, la seguridad y la educación de todos los habitantes del país son una responsabilidad del gobierno de turno. En definitiva, del Estado.

Sin salud, sin seguridad y sin educación, un país no tiene futuro. Y no hay ninguna justificación valedera para que el Estado no brinde estas tres cosas. Y es un derecho indiscutible que tienen los ciudadanos de un país el de reclamar, exigir salud, seguridad y educación. Hoy estamos viendo cómo centenares de pibes humildes no tienen clases porque sus escuelas no están en condiciones y se han convertido en una trampa mortal.

Y en la otra punta educativa, la universitaria, vemos a profesores, alumnos y graduados dando clases en las calles -lo hicieron hasta en la Plaza de Mayo-, en reclamo de sueldos dignos y de un presupuesto que permita que funcione como corresponde la universidad pública.

Ya van tres semanas de paro en las universidades. Muchos jóvenes corren el riesgo de perder el segundo cuatrimestre del año. Otros ni siquiera pueden recibirse. “La situación es muy grave, no hay respuesta del gobierno nacional y corre riesgo la educación universitaria en todo el país”, aseguró Luis Tiscornia, secretario general de Conadu, en la Plaza de Mayo.

A un aumento de pobreza que se les ofrece a los docentes se suma el ajuste presupuestario, la paralización de obras de infraestructura y el retraso de las partidas para pagar gastos de funcionamiento. La universidad pública está paralizada en el país.

Y si queremos un país que en el futuro tenga ingenieros, médicos, científicos, no nos podemos dar ese lujo. Escuelas primarias cerradas porque se vienen abajo y universidades cerradas porque no tienen presupuesto. De una punta a la otra, la educación pública está en crisis. Y así, gobierne quien gobierne, no hay futuro.

Lo más importante del día

Ver mas noticias