"Estoy saturado y asqueado"

El papa de Genaro Fortunato mostró toda su bronca por la leve condena que le dieron a Julieta Silva. 

Miguel Fortunato dijo que el juicio fue un mamaracho.

Compartir

"Hemos pasado un año de nuestras vidas consumiéndonos para que aparezcan con este mamarracho, realmente no volvería a reclamar nada porque es inútil, no tiene sentido", dijo Miguel Fortunato, padre de Genaro, el joven que murió tras haber sido atropellado por su pareja en San Rafael, Julieta Silva, que fue condenada a tres años y nueve meses.

"Evidentemente la crisis que tenemos es bastante más profunda de lo que imaginamos, el sistema judicial es frágil. Estoy saturado, asqueado. Esto es un proceso desgastante, estúpido e inservible", sostuvo el papá. Fortunato apuntó contra las declaraciones de Silva durante el juicio y sostuvo: "Si alguna vez te enganchaste alguna rama o bolsa de basura con el auto, serás consciente del ruido que hace. El auto de Julieta (Silva) arrastró tres metros y medio a mi hijo que medía 1,85 metros y pesaba 85 kilos. ¿No se siente eso dentro del auto?".

"No paró porque creyó que era un pozo, no lo vio a Genaro pero vio el trapito parado 18 metros más adelante", criticó. El hecho ocurrió el 9 de septiembre de 2017 en las afueras de un local nocturno de la ciudad mendocina de San Rafael. Para los jueces, la acusada, de 30 años, atropelló al joven pero lo hizo sin intención de asesinarlo, ya que entendieron que se trató de un accidente.

El fiscal Fernando Guzzo confirmó que apelará la sentencia. "Como sostuvimos desde el principio de la investigación, esto se trató algo mucho más grave que un accidente", explicó Guzzo en conferencia de prensa. "Habíamos anticipado que frente a una condena tan disímil con lo que nosotros entendemos está efectivamente probado, es evidente que vamos a apelar la sentencia", agregó.

Según el fiscal, que había solicitado una pena de 14 años por homicidio agravado bajo emoción violenta, los jueces del Tribunal Colegiado N°1 de San Rafael demostraron falta de convicción en su fallo al anticipar antes de la lectura de la sentencia que la causa iba a llegar a una instancia superior.

"Ni siquiera el tribunal se mostró convencido", dijo. "Todos vieron las pruebas que logramos demostrar y comprobar. De ese salto a decir que esto es simplemente un accidente es realmente llamativo", reclamó Guzzo.

Lo más importante del día

Ver mas noticias