Motochorros fusilaron al hermano de un reconocido futbolista

El violento episodio ocurrió en la localidad bonaerense de Longchamps, donde malvivientes asesinaron al pariente de un jugador de Estudiantes de Caseros. Los delincuentes, minutos después, le dispararon a otro hombre al que le tuvieron que amputar un dedo.

Patricio Romero jugó varios años en primera división con El Gasolero.

Compartir

Dos motochorros asesinaron de un balazo en la cabeza al hermano de un futbolista, el sábado, en un intento de robo ocurrido en la localidad bonaerense de Longchamps, donde los delincuentes, momentos después, le dispararon a otro hombre al que tuvieron que amputarle el dedo.

Según fuentes policiales, el violento episodio ocurrió el sábado cerca de las 21 horas en el barrio Los Altos el citado distrito, en el cruce de las calles Provincia de Santa Fe y Languenheim, cuando Federico Romero, hermano de Patricio Romero, defensor de Estudiantes de Caseros, que jugó varios años en Primera en Temperley, salió de la Sociedad de Fomento 15 de enero en dirección a su casa y en la esquina, fue abordado por los dos asaltantes armados.

Le exigieron dinero, de acuerdo a lo que pudieron determinar los investigadores, pero Romero, quien llevaba 600 pesos en el bolsillo, se resistió y salió corriendo en dirección a una vivienda situada enfrente que es la de su cuñada.

Sin embargo, uno de los dos hombres que se trasladaban en moto, efectuó un disparo que impactó sobre la cabeza de la víctima y le provocó la muerte de inmediato.

Lo llamativo de esta situación fue que el mismo personal de la comisaría de Almirante Brown 7ma de Glew, con jurisdicción en la zona, y acompañaron a los familiares del joven en el traslado a una Unidad de Pronta Atención en Longchamps, ya que la ambulancia nunca arribó al lugar.

Al lugar,  arribó personal de la comisaría.

Momentos más tarde, se presentó en la seccional un hombre que denunció que los mismos delincuentes que asesinaron a Romero, intentaron robarle a él y le dispararon en la mano. El balazo provocó que prácticamente le arrancara uno de los dedos.

La Policía y los familiares de Romero piden que se acerquen testigos que pasaban por el lugar al momento en que le disparaban al joven, ya que una pareja que declaró no llegó a identificar a los dos sujetos porque estaba muy oscuro.

De todas maneras, los vecinos relataron que son siempre "los mismos delincuentes los que roban en esa zona” y la Policía inició una investigación para dar con ambos homicidas.

Lo más importante del día

Ver mas noticias