Empezaron a excavar para buscar plata enterrada de Lázaro

Por orden de Claudio Bonadio, empezaron los trabajos en el campo ubicado a 60 kilómetros de El Calafate, donde se utilizaron máquinas de Austral Construcciones. El objetivo, hallar dinero escondido.

Los trabajos continuarán el lunes (Cortesía OPI Santa Cruz).

Compartir

El testimonio de una persona que habría trabajado para Lázaro Báez, fue el puntapié inicial de las excavaciones que empezaron el domingo en Cruz Aike, la estancia que el empresario tiene en Santa Cruz. Los trabajos continuarán durante todo este lunes.

Con la orden del juez federal Claudio Bonadio, empezaron el domingo las excavaciones (el sábado habían comenzado los trabajos previos) al campo ubicado a 60 kilómetros de El Calafate, donde se utilizaron máquinas de Austral Construcciones, es decir, que pertenecían al propio empresario K.

El objetivo de las excavaciones es encontrar dinero enterrado.

Para ello se firmó una resolución que determinó que la recompensa para quienes aporten información precisa -y no hayan intervenido en el delito- será "el 10% del valor del dinero, divisas o bienes recuperados".

La normativa aclara que "hasta tanto se incorporen al Fondo Permanente de Recompensas" el dinero o esos bienes, se le pagará "al aportante de información un máximo de $ 2 millones, que se considerará como pago a cuenta del total de la recompensa que correspondiere por su aporte".

Fue en este contexto que el ministerio que conduce Patricia Bullrich recibió un llamado telefónico "cuya información coincide con otras dos personas que dieron datos precisos sobre ubicación de dinero". Se trata de personas que en su momento habrían trabajado para Lázaro Báez y dieron datos sobre "dinero enterrado" resurgiendo así el mito del efectivo distribuido en campos del empresario K.

Lo que busca desentrañar el ministerio de Seguridad es efectivamente, si a raíz de datos concretos, esto puede ser cierto y la información se maneja con total cautela. 

"Hay información sobre containers enterrados con dinero de la corrupción", había dicho hace unos días Patricia Bullrich, y en función de esta premisa pidió autorización al juez Bonadio para avanzar en los operativos que se realizan en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción. 

Así, personal de Gendarmería y de Vialidad realizaron las primeras tareas durante el sábado.

Según trascendió, en Cruz Aike, Báez solía reunirse con Néstor Kirchner, incluso donde según relató uno de los hijos del ex empresario K, compartieron un asado Cristina y Máximo Kirchner con el dueño del Grupo Austral.

Lo más importante del día

Ver mas noticias