Estremecedor relato del diputado Amadeo: "Me morí y un médico me salvó"

El funcionario estaba cargando nafta en una estación de servicio de la autopista Santa Fe-Rosario cuando la válvula se trabó y le cayeron encima 10 litros de combustible. Tras aspirar el químico sufrió un paro cardiorrespiratorio y lo salvó un rescatista que casualmente estaba en el lugar.

El diputado se recupera favorablemente. (Crónica / Nahuel Ventura).

Compartir
El diputado del frente Cambiemos Eduardo Amadeo explicó cómo recibió el auxilio por parte de los médicos de Santa Fe cuando sufrió un paro cardiorrespiratorio y catalogó de milagrosos a los hechos que sucedieron luego del accidente.

Amadeo relató que todo comenzó cuando "estaba cargando nafta en una estación de servicio de la autopista Santa Fe-Rosario". Luego, hubo un incidente con la válvula que detiene el paso de la nafta y se trabó.

"Me cayeron encima de 10 litros de combustible. Eso que para cualquier persona es mucho porque no puede aspirar nafta, para un asmático como yo es mortal", detalló. El legislador estaba parado al lado del tanque cuando de repente salió "un chorro de nafta" que lo roció por completo.

Luego agregó que sus "pulmones aspiraron esa nafta" y le produjo un paro cardiorrespiratorio. "Yo me morí, pero un médico rescatista, el doctor Germán Brunassi de Baigorria, que estaba tomando café en la estación que me vio y me salvó. Le estoy eternamente agradecido", indicó.

Amadeo remarcó que pudieron sacarlo del paro, revivirlo y además  "justo pasaba en ese instante una ambulancia vecinal por la autopista" que tenía las dos cosas que él necesitaba para sobrevivir: cortisona y oxígeno.

"Entre el doctor Brunassi y los camilleros, me llevaron a San Lorenzo y luego a Baigorria, al Hospital Eva Perón. Y allí, durante 8 días, me fueron sacando. Santa Fe, muchas gracias, les debo la vida", y siguió: "Es un milagro. Hubo una combinación de hechos que hace que yo esté acá. Yo soy agnóstico, pero cuando pasan estas cosas uno a veces piensa que los milagros existen, que hay mensajes".

"Porque después de lo que sucedió en la ruta, se tomaron decisiones muy difíciles. Los médicos hicieron todo impecable. El entubamiento es algo muy crítico", confesó y concluyó: "Yo no creía en Dios, pero ahora estoy conversando con él. Si existe, le estoy infinitamente agradecido".

Lo más importante del día

Ver mas noticias