Una buena en un mar de "regulares y malas"

Intimidades rosadas y mucho más... Se solucionó el conflicto laboral en la cadena de supermercados Carrefour.

Luego de la amenaza de despidos el gobierno tomó cartas en el asunto.

Compartir

Por Roberto Di Sandro 
Decano de la Casa Rosada

Al fin una buena entre tantas regulares y malas ince minutos de tregua. Los pidió en Olivos el propio presidente Mauricio Macri ante el arribo sorpresivo de uno de sus ministros. En ese momento estaba preguntando sobre inflación, salarios, seguridad y el complejo panorama que vive el país. A su alrededor estaban, primero, el gabinete económico en general, y después la mesa chica, que es la definidora con la palabra final, lógico, del mandatario.

Esa interrupción tenía una razón. Crónica, que se metió en el medio del hermetismo, pudo saber que había llegado Jorge Triaca. Traía una noticia relevante sin duda: la solución del problema de Carrefour. Nadie iba a quedar sin trabajo. Aunque no se dijo, parece que hubo una figura que fugazmente pasó por allí. Sólo para corroborar el hecho: Armando Cavalieri, el líder de la Faecys, el sindicato de los trabajadores de comercio. Había tenido una intervención directa en el acuerdo para mantener 19.000 puestos de trabajo.

Después, el sindicalista emitió una breve declaración donde revelaba, con precisión y sensibilidad, que “se habían salvado 19.000 familias”. Macri dejó cierto rostro de rigidez por los temas económicos que se venían tratando y se vio aliviado. Luego continuó con Marcos Peña, Gustavo Lopetegui, Francisco Cabrera, Luis Caputo, Juan José Aranguren, Mario Quintana y el ecuatoriano marquetinero Jaime Durán Barba. Las tarifas volvieron a tratarse, tanto el viernes como ayer, y lo harán hoy, domingo. Para mañana abundan entrevistas en la Casa Rosada y que hasta ahora no se hacen visibles. Crónica insiste en saber y, entonces, a seguir la columna de hoy.

Votos y Boca

Mauricio Macri citó en Olivos a “un conjunto” de políticos de su bando. La hora no se sabe, pero sí el propósito: Seguir las alternativas de las elecciones en Paraguay. Uno de los candidatos, Mario Abdo Benítez -”Marito” le dicen-, se cruzó con algunos periodistas conocidos de ambas márgenes. El postulante saltó de alegría porque está seguro de su triunfo. Expresa que lleva 16 puntos por arriba del candidato opositor. Les pide a todos los paraguayos empadronados en nuestro país que vayan masivamente a las urnas. De allí que ayer, en la residencia presidencial, entre las elecciones del país vecino y el decisivo partido de Boca, el número uno, furioso bostero, dejará que se olvide de la inflación por unos minutos. Podrá?... Hummm.

¿Con todos?

Alguna vez una frase quedó grabada para los tiempos. Decía: “Esto lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie”. Por qué mencionamos esto. Según escuchamos por estos antiguos pasillos -hoy renovados- de la Rosada, el otro día, después de la reunión con Cambiemos para tratar tarifas y muchas cosas más, alguien “tiró” sobre la mesa: “¿Y por qué no se reúne con todos los partidos políticos?”. Nos cuentan que Macri miró, no hizo gestos, pero parece que se guardó la respuesta. Algunos dicen que se está preparando ”una gran mesa”, quizás “una mesaza”, como no se cansa de repetir Mirtha Legrand, y de allí que aquella famosa frase surgida del gran líder Juan Domingo Perón pueda concretarse. Es una versión nada más.

La calle grita: “Basta”

El bloque es de Breves y Sabrosas. No entro en consideraciones. Voy derecho al grano: El otro día un grupo de gente, muy seria, se apretó contra una de las rejas de la Casa Rosada. Pacífica, sólo irritada en la voz. ¿Saben qué decía?: “Vamos a presentar un recurso de amparo para defendernos de los aumentos”. Y uno agregó: “Basta, por favor. Salimos de un supermercado y tenemos que volver a pie a casa”. Sin palabras. Se llamaba Eduardo Melli. Honesto, eficaz, trabajador imparable y buen amigo. Muchos años en la Casa Rosada, dando siempre dio una mano. Se nos fue y lo vamos a seguir recordando. Abrazo a toda la familia de Melli. Gracias por la gentileza. Cambiaron todas las luces en la Sala de Periodistas de la Rosada. Ahora vemos mucho mejor. Sólo falta tener más contacto con el máximo. ¿Y esto?

El ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, desvinculó de su trabajo a 350 empleados que se suman a 90 despidos en marzo. Si son ñoquis, nadie dice nada, pero si son eficaces empleados, busque la solución. Para esto. La contraparte: el Indec dice que en el cuarto semestre se crearon 507 puestos de trabajo. La información surgió de la Casa Rosada. En fin.

“Por qué tardan tanto”. Palabras más, palabras menos son las de Macri, cuando se asoma al gran ventanal y ve las obras que se hacen en la Plaza de Mayo. Hasta llegó allí para saludar a los obreros. El que gobierna quiere que terminen antes del 9 de julio. Apurando, muchachos. Final de este capítulo.

Le sopló al oído

Muchas veces los privilegiados que comandan el poder tienen asesores directos, que quizás, alguna vez, pasaron por el mismo lugar. En este caso la versión que circuló insistentemente esta semana indica que Alfonso Prat Gay, hombre que fue una suerte de ministro de Economía en los primeros pasos del gobierno de Macri, le sopló al oído a Alfredo Cornejo, el jefe de la UCR y gobernador de Mendoza, que le hizo el planteo al mandatario sobre la imposibilidad de que la gente pague las tarifas. Se logró, a través de cierto “forcejeo” verbal, que se abonará en cuotas. Antes de renunciar, Prat Gay había planteado, entre otros temas, esa posición.

Debió irse. Siguió ligado, pero no mucho al oficialismo. Ahora surgió esto y aflojó mínimamente la tensión. Lo que sí, el público brinca porque le impusieron intereses a las cuotas.

El grito fue, nuevamente: Basta de golpear el bolsillo. En el final me permito una licencia: se llama Román; tiene ocho años y cuando visita la sala de periodistas se obsesiona con la máquina Olivetti de Crónica. Su mamá, Stella Garnica, colega nuestra, está encantada, mientras el resto de los compañeros se sorprenden por la velocidad que le impone al teclado. La computadora ni la mira. Vamos, Román, todavía. Hasta el domingo en estas páginas y el viernes en Crónica HD, a partir de las 21.15.

Lo más importante del día

Ver mas noticias