¿Quién es Nicolás Maiques?: fue hermano del Freezer en Floricienta, ganó dos realitys en Perú y ahora estrenará una obra

Es un actor muy carismático y camaléonico al que la fama internacional, de la mano de Cris Morena, le abrió las puertas en los países vecinos. Conocé cómo siguió su carrera tras su boom mediático.

Nicolás Maiques, el actor argentino que triunfa en Perú y volvió al país con una nueva obra de teatro que se verá por streaming.

Hace 17 años llegaba a la pantalla de Telefe una ficción que se quedaría en el corazón de miles de argentinos y de niños de distintas partes del mundo: Floricienta. Pese a que pasaron casi dos décadas, todavía es muy recordada e incluso ha llegado a nuevos públicos con cada una de sus repeticiones. Nicolás Maiques, fue uno de los grandes actores que la ficción logró catapultar. Comenzó interpretando a Nicolás, el querible hermano del Freezer, y luego también se puso en la piel de otro personaje, el malvado Lautaro.

Sin embargo, su carrera comenzó mucho antes. Era muy chico cuando se animó a llamar a una agencia de talentos y pedir que lo contrataran. Nico dialogó con crónica.com.ar y contó cómo fueron sus primeros trabajos, su paso por la exitosa serie de Cris Morena y su presente laboral de la mano del teatro y las redes.

Al comienzo todo fue muy natural. Arranqué de tan chico que mis papás ni lo notaron, todo fluyó. En ningún momento me dijeron tenés que ser o hacer tal cosa. Laboralmente hablando nunca se metieron. Yo levanté el teléfono, llamé a una agencia y pedí trabajo. No entendía cómo funcionaba todo y empecé de a poco a darme cuenta de cómo era el tema. Ni siquiera estaba en capital, y en esa época no estaba internet así que la cosa no era tan simple como ahora que buscás en Google y en un segundo sabés a dónde están las agencias o a dónde hay un casting. Además, siempre dependía de alguien que me llevara porque era muy chico para moverme solo”, recordó.

Recuerda que fue a muchos castings, e hizo varias publicidades, pero en plena adolescencia le llegó una gran oportunidad que no desaprovechó. “No hubo momento en el que dijera ‘ya soy actor’, pero alrededor de los 14 o 15 años entré a una nueva agencia que en ese momento era la gran representante de todos los nenes actores. Ahí empezó la movida más importante con apariciones en novelas y publicidades”.

El gran boom de Floricienta

Poco a poco comenzó a trabajar en ficciones de mayor renombre y comenzó a hacerse conocido. “Me empezaron a reconocer muy de a poco en la calle, porque no es que yo protagonizara algo de golpe. Fue muy in crescendo y creo que me sirvió que no haya sido de golpe porque después cuando llegó un poco más de popularidad con Rebelde y con Floricienta que ya era todo mucho más masivo ya había un caminito armado para estar emocionalmente preparado. Nadie te prepara para eso, los que cambian son los demás, cambia el otro, el que te empieza a tratar distinto cuando te reconoce. A veces te tratan de creído y te dicen ‘ahora que estás en la tele ya no me vas a saludar más’, pero vos seguís siendo el mismo”, replicó.

Si bien hay algunos actores a los que les incomoda que continuamente se refieran a un papel que interpretó en el pasado, Nicolás está muy agradecido con haber sido parte de la ficción encabezada por Flor Bertotti. “No me molesta que me pregunten por Floricienta. Me encanta y además se volvió a repetir muchas veces, ¡cómo no van a hablar dar del tema!. Recién un amigo me pidió que le grabe un videíto para sus hijas y su sobrina y cómo no lo voy a hacer.  Estoy muy agradecido de haber formado parte de un clásico. Hay un montón de series de las que nadie se acuerda y en cambio Floricienta se volvió inolvidable. Fue una oportunidad única, además de las giras y los shows para 40.000 personas. Viví cosas fabulosas”.

Más allá de que a sus 23 años lo reconocieran en distintas partes del mundo, asegura que fue un gran desafío actoral. “Cuando apareció Lautaro en la historia fue un gran desafío porque no quería que los espectadores vieran lo mismo, sino a otra persona. La gente lo odió y a Nico lo quieren todavía así que eso quiere decir que hubo algo muy logrado. Lautaro era un chico resentido, malo, que robaba, maltrataba. Fue muy divertido de componer pero más Nicolás, es que era maravilloso. Con él, en una sola novela hice 600 millones de personajes porque mutaba todo el tiempo, hablaba con él mismo, se peleaba con su conciencia, su conciencia lo manipulaba físicamente, grababa escenas conmigo mismo. Fue una cosa muy loca”, contó entre risas.

Perú ama a Nico Maiques

En el 2016 y luego en el 2020,  el actor se radicó en Perú y participó del reality “Los reyes del playback”. Era una especie de “Tu cara me suena”, pero los artistas no tenían que cantar, sino que todo se basaba en la imitación o en un gran show. Nicolás ganó las dos ediciones.

Floricienta estuvo al aire en Perú y fuimos con la gira así que ya me conocían, pero después empecé a conducir un programa en un canal de cable de Cris Morena que ya no existe más y que se veía en Chile Perú y Ecuador. Así que viajé para grabar y ahí se generó un vínculo con un montón de productores de allá. Charla va, charla viene, terminé trabajando en Perú. Pero yo estaba acá en Buenos Aires, trabajando con la obra ‘Chicos Católicos’ [con Darío Barassi, Juan Paya y Juan Guilera] que duró seis años. Así que yo aprovechaba los baches para viajar. Cuando terminó la obra me quedé un tiempo más largo e hice ‘Los reyes del playback’ que es un proyecto fabuloso”.

Sus sketches fueron inolvidables y se alzó con el premio mayor las dos veces. “Ese programa fue una fiesta. Me pagaban por divertirme. Obviamente le ponía todo el profesionalismo del mundo y hacía todo lo posible para que la gente la pasara bomba. Armaba la coreografía y el vestuario. Había coreógrafo y vestuarista pero yo me metía en todo, hasta en el cuarto de vestuario y cuando veía cosas que me gustaban preguntaba si lo iba a usar alguien y si estaba libre iba armando yo mi personaje. Además de hacerlo para colaborar, me divierte”, reveló.  

Es que Nico es una persona muy extrovertida y que se anima a jugar con la creatividad. “Todo el tiempo proponía coreos y me dieron mucha libertad. De repente me tocó hacer la canción de ‘Estrellita dónde estás’ y decidí hacerla disfrazado de Chucky prque para mí era medio diabólica la canción. Después tuve que hacer ‘Rosa Salvaje’ de Verónica Castro y no quería imitarla a ella. Propuse hacer de rosa y me consiguieron un tacho enorme y me vestí de rosa salvaje. Jugué muchísimo”.

Nico Maiques estrena nueva obra de teatro

Durante la cuarentena, cuando volvió de Perú, grabó una obra en su casa, se abrió un canal de Youtube y acaba de filmar otro espectáculo que muy pronto saldrá a la luz. “En octubre, a más tardar noviembre, voy a estrenar una obra que se grabó la semana pasada. Es una fusión entre cine y teatro. Es una obra de una autora italiana que cuenta la historia de una pareja de Marcos [Juan Paya] y Laura, yo soy Laura, y la hicimos en coproducción con Teatrix. Va a ser un contenido exclusivo de la plataforma.  Lo hicimos en un teatro y aprovechando que no había público pudimos meter una cámara en el escenario y esto nos permitió hacer plano contraplano como si fuese una peli. Se llama “Dispuestos a todo” y lo que le sucede es que ella encuentra una especie de termo mágico, es como una lámpara de Aladdin, pero que reacciona al dolor. Le da plata, mucha plata, cuando sufre dolor. Esto los pone a prueba para saber hasta dónde están dispuestos a sufrir para conseguir plata”, anticipó sobre la obra.

Finalmente, hizo una reflexión sobre la situación actual. “Creo que hay que agradecer más y al mismo tiempo darle a las cosas el valor que tienen, ni más ni menos. A veces siento que está todo sobrevaluado, desde un trabajo hasta la sexualidad. Creo que el secreto es el equilibrio, si lo perdés, qué es humano, hay que tratar de volver a encontrarlo”, sentenció.