A no descuidarse del sarampión

CRÓNICA SALUD Algunos casos "importados" reactivaron una enfermedad que estaba controlada en nuestro país.

Hay muchas enfermedades de origen viral que suelen manifestarse de forma parecida.

Compartir

Por Gabriel Arias
salud@cronica.com.ar

Parecía ser una enfermedad erradicada hace varios años en nuestro país, pero el ingreso al territorio nacional de algunos casos "importados" de sarampión de otras naciones hizo que, si bien no se encienda la luz de la alarma, sí se lleve adelante una campaña para reforzar las dosis de vacunación, debido a que aquellos casos, si bien son aislados, potencian la única manera de contagiar un mal que teníamos controlado.

Opinión calificada

Para despejar todas las dudas y conocer los pormenores de esta enfermedad, la doctora Elizabeth Bogdanowicz (M.N. 66.915 y médica infectóloga del Hospital de Clínicas) le dio significado al sarampión, al decir que “es una enfermedad viral producida por un virus que es del grupo llamado morbillivirus, es fácilmente contagiosa en principio en edad pediátrica y prevenible con una vacuna, ya que hay un solo serotipo del virus, con lo cual al haber una vacuna efectiva y un único agente sin cambios genéticos, uno puede pensar que esta vacuna es el instrumento para la erradicación de esta enfermedad”.

La también secretaria del Comité Nacional de Infectología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría, agregó que “en el último tiempo el sarampión se transformó en un problema en distintas partes del mundo, no es un problema emergente en nuestro país, sino que hay circulación del virus de sarampión en Asia y también hubo casos importantes en Ucrania, Rusia, Italia y Francia, y desde el 2016 en Venezuela se inició un brote que tuvo un aumento significativo en 2017, a partir de localidades fronterizas con Colombia y Brasil, y de ahí el virus circuló por América del Sur. En el continente no había circulación del virus porque con los planes de vacunación que existían, América fue el primer continente en el mundo libre de sarampión”.

Casos detectados

Sin embargo, producto de la circulación del virus, nuestro país no tardó en tener sus casos (cerca de ocho), aunque con medidas concretas no habría preocupación: “Hay que fortalecer la vacunación y en esta situación como en los casos que se documentaron de sarampión fueron niños menores de un año, y por eso, se definió como medida excepcional vacunar a lactantes entre 6 y 11 meses en la Capital Federal y municipios de la región sexta del área metropolitana como Avellaneda, Lomas de Zamora, Ezeiza, entre otros, para reforzar”, argumentó Bogdanowicz.

A la hora de saber cómo se contagia, la doctora dijo que “es una enfermedad altamente contagiosa que llega a través de la vía respiratoria, al hablar, toser, estornudar, ya que eliminamos pequeñas gotitas que se llaman flugge, que portan el virus del sarampión y se calcula que por cada caso identificado hay diez contactos posibles, de manera tal que es importante que todos los chicos estén vacunados para evitar este riesgo. Es una enfermedad que cursa de manera benigna con fiebre, exantema y comienza con tos, conjuntivitis, rinits, una descarga de secreción nasal por la nariz. Esa secreción también contagia, la secreción congentival, nasal, luego aparece el brote y en general, en cinco o siete días la mayoría de los niños sanos y bien nutridos remiten la enfermedad”.

Diferentes riesgos

La profesional agregó al respecto que “puede ser de riesgo en niños desnutridos y las principales complicaciones de la enfermedad potencialmente mortal son la neumonía sarampionosa y la encefalitis por el virus del sarampión, y puede hacer daño después que el niño padeció la enfermedad por un mecanismo inmunológico que destruye constituyentes del sistema nervioso, dar una encefalitis de origen inmunológico varios años después y de muy mal pronóstico evolutivo que se llama parencefalitis subaguda esclerosante, que es un cuadro poco frecuente pero también prevenido si la población está bien vacunada”.

Consultada sobre la vacuna y el calendario de vacunación, la doctora afirmó que “es al año de vida y luego hay hacer un refuerzo al ingreso escolar entre los 5 y 6 años, lo que ocurre con la vacuna de sarampión es que se aplica de forma triple viral, porque no existe más una vacuna monovalente contra esta enfermedad, ya que en el mismo acto de vacunar, uno inmuniza contra la rubéola, con el objetivo de eliminar la rubéola congénita. Inmuniza contra el virus de paperas para eliminar los brotes que periódicamente aparecen, se inmuniza contra tres enfermedades virales”.

También los mayores

Los adultos no están exceptuados de contraerla, ya que “en el caso de los mayores, puede tener mayor incidencia en complicación de vías respiratorias, por eso, se recomienda que el adulto esté vacunado, y al estar contagiado sigue favoreciendo la circulación del virus, y a veces en el adulto la enfermedad no es tan típica y cuesta más reconocerla. Desde la incorporación de esta vacuna, la cantidad de muertes por sarampión bajó un 84 por ciento, se la incorporó como vacuna monovalente en la década del 70 y como vacuna triple viral desde finales de la década del 90. Aquellos que nacieron después de 1965 y no tuvieran dos dosis de vacuna colocadas, también deben ser vacunados, porque el adulto es susceptible y la enfermedad puede ser seria”.

Diez claves que hay que saber

1) Es una enfermedad viral producida por un virus del grupo llamado morbillivirus.

2) Asia, Europa y América son los continentes donde actualmente existe un brote.

3) Se contagia por vía respiratoria al hablar, toser o estornudar.

4) La vacunación es la única y mejor prevención.

5) A los niños hay que aplicársela al año de vida y al ingreso escolar (5 o 6 años).

6) Se agregó un refuerzo para niños de entre 6 y 11 meses de edad.

7) Lo síntomas son rinitis, tos, fiebre, exantema, conjuntivitis y diversas secreciones.

8) Antes la vacuna era monovalente y ahora es triple viral (rubéola, paperas y sarampión).

9) Los adultos nacidos luego de 1965 y no que tengan dos vacunas aplicadas, deben vacunarse.

10) Con la incorporación de la vacuna, las muertes por sarampión bajaron un 84 por ciento.

Lo más importante del día

Ver mas noticias