El vimana de Afganistán

CRÓNICA FENÓMENOS PARANORMALES En 2013, ocho soldados estadounidenses hallaron un extraño aparato en una cueva y poco después desaparecieron sin dejar rastros.

El Mahabharata relata a la perfección este tipo de vehículos que eran voladores.

Compartir

Por Jorge Fernandez Gentile
paranormales@cronica.com.ar

Hace aproximadamente cinco años, una información se logró filtrar, a pesar de cercos mediáticos sobre los secretos más estrictos de las diferentes potencias mundiales para con el fenómeno OVNI y todo aquello que tiene que ver con naves extraterrestres, que se ven en la actualidad y que visitaron el planeta Tierra en el pasado. Un tema que deja al descubierto la existencia de aparatos voladores, vistos por antíguas civilizaciones, dejando de lado cualquier relación con la ciencia ficción. Sí, porque mucho se ha hablado de Vimanas, de carrozas de fuego o de alfombras voladoras, pero pruebas tangibles de esas cuestiones que surcaban aquellos cielos, más allá de la prolífica literatura que se puede leer, poco y nada es lo que hay.

Una vimana perfectamente descrito en un tallado de piedra. Habría varios tipos.

En tiempos de conspiraciones, con discusiones permanentes sobre si existen o no bases de alienígenas en diferentes países, y qué relaciones tendrían (o tienen) los seres de otros mundos con nuestros científicos e investigadores, el misterio de un Vimana hallado en una cueva de Afganistán quedó rápidamente tapado, quizá con la misma celeridad que se llegó a conocer el sonado caso. Un hecho que involucró a los máximos líderes mundiales de entonces, pero que además habría tenido tintes fatales, ya que si bien sus equipos fueron encontrados, aquellos soldados nunca volvieron a ser encontrados.

Conexión rusa

Un informe filtrado del 2013 por el Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, destinada para el presidente Vladimir Putin, se refería a un intrigante descubrimiento en Afganistán que llamó la atención, hasta que todo quedó en una gran nebulosa. Así, mientras se efectuaba una operación exploratoria en una zona semidesértica, ocho soldados de las fuerzas armadas de los Estados Unidos se sorprendieron por algunos extraños signos en una cueva. Una vez dentro, el equipo militar encontró rastros de la tecnología que en última instancia les condujo a un antiguo Vimana, ese dispositivo que utlizaban los llamados dioses en tiempos remotos y que resultan detalladamente descriptos en las epopeyas en sánscrito de la India antigua. Sin embargo, el final tendría un cierre fatal.

Desaparecidos

Lamentablemente, el hallazgo, si bien fue comunicado inicialmente por los efectivos, tuvo consecuencias nefastas para los ocho estadounidenses, quienes no pudieron salir de allí para contarlo. Su equipo de grabación y aparatos de comunicación que llevaban fueron luego descubiertos, mientras que sus cuerpos no pudieron ser localizados. Después de este evento, algunos líderes mundiales, incluyendo el presidente estadounidense de entonces, Barak Obama, y la canciller alemana Angela Merkel, fueron a la región afgana que esta azotada por la guerra, para presenciar in situ el descubrimiento. Claro que, para entonces, todo había sido silenciado, y apenas se conoció el caso por la filtración lograda por el servicio secreto ruso.

Obama y Merkel habrían visitado en secreto la zona, para ver in situ el descubrimiento.

Qué se encontró

El informe vincula el descubrimiento de este antiguo dispositivo volador a la visita sorpresa de estos líderes más poderosos del mundo occidental. El Vimana encontrado en Afganistán se cree que tendría al menos 5 mil años de antigüedad, y tiene un escudo de energía protector que mantiene a raya a aquellos que tratan de extraerlo. Los investigadores que visitaron la misteriosa cueva más tarde describieron el hallazgo como un "Vimana" encerrado en una "capsula del tiempo" y reconocieron que la desaparición de los ocho soldados estadounidenses está directamente relacionado con este descubrimiento de otro mundo.

Los soldados estadounidenses que hallaron el vimana desaparecieron para siempre.

Lo que nunca se pudo saber es qué se hizo con el aparato, y cuánto se pudo avanzar en el análisis de su tecnología, materiales de construcción y si es que se llegó a poner en marcha.

El “Mahabharata” los describe bien

De acuerdo con los relatos antiguos que se encuentran en la epopeya sánscrita, “El Mahabharata”, un Vimana mide doce codos de circunferencia, con cuatro ruedas sólidas. El texto también describe el mecanismo ofensivo colocado en el Vimana que incorpora “misiles ardientes” y otras armas mortales que se activan a través de un “reflector” circular que produce un “rayo de luz” que, cuando se centra en cualquier diana biológica, la consume inmediatamente con su poder. Por lo tanto, ¿podría ser que esta fuerza de desintegración del Vimana es responsable de la misteriosa desaparición de las tropas de Estados Unidos? Aunque esta historia es incomprobable para nuestra lógica terrestre, es muy posible que este tipo de dispositivos voladores antiguos existieran en el pasado, dado que recientes documentos hallados así lo demuestran. En ese contexto, los chinos desenterraron ciertos documentos en sánscrito en Lhasa, región del Tíbet.

Traducidos en la Universidad de Chandrigarh, la Dra. Ruth Reyna, a cargo del trabajo expresó que los textos que recibió contienen instrucciones para construir naves espaciales interestelares. Reyna ofreció datos adicionales acerca de su sistema de propulsión que se basa en un concepto anti-gravitatorio sobre la base de un sistema análogo llamado “laghima”, una extraña fuerza emanada desde el ego existente en la estructura fisiológica del hombre, Lo que, descripto en otras palabras, podría traducirse como una fuerza centrífuga demasiado potente como para contrarrestar toda la fuerza gravitacional. Según los yoguis hindúes, fue esta “laghima” la que permitía a una persona levitar. Reyna expresó que a bordo de estos dispositivos llamados “Astra” en los textos, los antiguos indios podrían haber enviado un grupo de hombres a cualquier planeta. Si aquel hallazgo resultó ser auténtico, entonces los líderes mundiales debieron tener en sus manos una herramienta muy poderosa a explotar. ¿O ya lo han hecho?

¿A quién pertenecía el aparato hallado?

Se conoció que los escritos antiguos que se encontraron dentro de la cueva afgana aseguran que este Vimana pertenecía a un gran líder religioso del pasado. Su “legítimo propietario” es el gran profeta Zoroastro, fundador del zoroastrismo y que es la religión oficial de Persia y sus subdivisiones distantes.

Este gran vidente vivió en la parte oriental de la meseta iraní en el siglo X antes de Cristo, pero la religión que lleva su nombre no es reconocido por la historia moderna hasta el siglo IV a.C. En consecuencia, el Vimana descubierto en el interior de la cueva afgana podría haber pertenecido a este gran líder religioso, lo que explica el mecanismo de defensa hostil que posee dentro.

Tal vez los antiguos Vimana que se describen en los antiguos textos hindúes sean sólo una de las muchas piezas de tecnología perdida a la que culturas antiguas de todo el mundo tuvieron acceso. Curiosamente, hace poco tiempo, un grupo de investigadores chinos se encontraron con lo que parecen ser planos para la construcción de naves espaciales interestelares, utilizando métodos de propulsión antigravitacionales. El presunto manuscrito escrito en el siglo IV A.C. fue descubierto en Lhasa Tabet por investigadores chinos. Muchos creen que estos antiguo documentos, ahora en posesión de los chinos, traspasaría las fronteras de la ciencia moderna y reescribiría la historia. Los textos antiguos descubiertos en el Tíbet se cree que son parte de una colección mucho más grande de los antiguos escritos sánscritos que describen los antiguos Vimana y los diferentes sistemas de propulsión utilizados por ellos. Existen numerosos textos antiguos que describen los Vimana y su capacidad de viajar no sólo por todo el planeta, sino que también al espacio exterior. ¿Qué opinas de este supuesto hallazgo?

Lo más importante del día

Ver mas noticias