La llegada de Bac Nord: Brigada de investigación criminal a Netflix sorprendió al mundo y se convirtió en una de las películas más vistas en la plataforma de streaming. Sin embargo, en su país de origen, Francia, despertó polémica por la historial real que inspiró el film, debido a las consecuencias políticas y policiales que tuvo y todavía puede provocar.

"Dejaron de lado las reglas para lograr un redada épica. Pero ¿dónde residirá su lealtad cuando la ley los persiga?", dice la sinopsis del título que está en el puesto 5 entre las 10 producciones con más reproducciones en Argentina.

La película se centra en tres detectives de la unidad contra el crimen de Marsella (conocida como BAC Nord) que, bajo la presión de sus superiores para mejorar los números de arrestos e incautaciones de drogas, tienen la oportunidad de destruir una importante red de narcotráfico.

Y si bien los personajes son ficticios, la trama está basada en hechos ocurridos en 2012, cuando 18 policías de la unidad BAC Nord fueron arrestados y acusados de extorsión y robo de drogas, dinero, joyas y cigarrillos.

El film se estrenó fuera de concurso en el Festival de Cannes y la apuesta de Netflix parece que salió bien, ya que compró los derechos antes de su presentación y hoy es en una de las películas del momento. 

La historia real que inspiró Bac Nord

BAC es el nombre de las Brigadas de lucha contra la delincuencia de la policía Francesa. Se trata de un grupo especial que está presente en París y en la ciudades más importantes del terriotorio galo.

En este caso, la película recrea las vivencias del escuadrón de la zona norte de Marsella, una de las regiones con mayor circuación de drogas del Mediterráneo.

En 2012, tras un allanamiento exitoso, se reveló que  las drogas incautadas se utilizaron para pagar a los informantes durante su intento de acabar con uno de los capos narcos que operaban en la ciudad.

El fiscal, Jacques Dallest, alegó, según consignó AFP, que los agentes también "se ayudaron a sí mismos con una parte" de las ganancias. Tras la investigación, algunos de los detectives acusados admitieron casos de irregularidades.

BAC Nord se enfoca en los oficiales que afirmaron que usaron las drogas para pagar a los informantes. Greg (Gilles Lellouche), Yass (Karim Leklou) y Antoine (François Civil) son personajes de ficción, pero su viaje sigue en gran medida los acontecimientos reales. Según palabras del director, Cédric Jiménez, tres de los policías involucrados lo ayudaron en la creación de los diálogos. 

"Sabían que su comportamiento no era perfecto, pero se sintieron abrumados por la magnitud del caso. Fueron juzgados por tráfico internacional de drogas después de toda la atención de los medios y la exageración política. Estaban encima de sus cabezas y todo fue muy complicado", afirmó el director durante la presentación en Cannes.

La películas apunta a que estos tres policías forzaron el límite de la ley para cumplir con sus objetivos. Los vemos reclutar a otros miembros de su unidad para sacudir a los traficantes de drogas, todo con el fin de obtener suficientes para "pagar" al informante, interpretado por Kenza Fortas.

Tras la operación, los detectives son aclamados como heroes. Pero después fueron arrestados por Asuntos Internos. La investigación continuó y recién a principios de este año los acusados fueron absueltos o condenados a prisión en suspenso. Sin embargo, la fiscalía apeló el fallo y el juicio continua.

Desde entonces, uno de los tres agentes en los que se centra la película volvió a trabajar y ahora dirige el sindicato de la policía local.

Los policías involucrados festejando tras el fallo a su favor.

Luego de su estreno en Cannes, BAC Nord despertó controversia por su descripción del caso real, ya que parecía estar en gran parte a favor de los oficiales involucrados. Sobre todo porque la película se filmó mientras el caso judicial se continuaba desarrollando.

No obstante, su directo negó las acusaciones. "Mi trabajo no es juzgar. Traté de vivir el caso como ellos, a su nivel y a través de sus ojos, sin pensar más allá", sostuvo. "Ya sea culpable o inocente, lo que realmente me interesa es la persona atrapada en este tipo de crisis. Analizo el caso desde una perspectiva humana", agregó.

Entre las acusaciones que le hacen se destaca los acusaciones de jugar a favor de Marine Le Pen, una de las posibles contendientes de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en ocho meses.

En díalogo con AFP,  Jiménez dijo que esperaba que la película no se usara como munición para la agenda de seguridad de línea dura de Le Pen: "No creo que estos problemas se vayan a resolver con un voto radical a favor de Marine Le Pen. Creo que estas áreas necesitan más inversión, la policía necesita mejor financiación".

Cédric Jiménez en el Festival de Cannes.

Mirá el avance lanzado por Netfix

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos