Netflix termina el año más arriba que nunca gracias al éxito de No mires arriba (Don’t look up), la película protagonizada por Leonardo Di Caprio y Jeniffer Lawrence, que desde que se estrenó el pasado viernes encabeza el ranking de la plataforma en todo el mundo. Pero también gracias a otro film, menos conocido, que con el correr de los días ganó posiciones en el top tep: Misterio.

También conocida como Los secretos de Vicky o Mystere, por su título original, es una cinta francesa que silenciosamente alcanzó el sexto puesto entre los títulos más vistos de la paltaforma de streaming en Argentina.

La película dirigida por Denis Imbert está basada en una historia real y trata sobre Victoria, una niña de 8 años que tras a muerte de su madre, se muda con su padre a la hermosa región de Cantal, en la zoda central de Francia, donde conoce a una criatura que podría sanar su dolor.

 

Durante un paseo por el bosque, un pastor le regala a la niña un cachorro llamado “Misterio”. Con este obsequio, la pequeña comienza a abrirse al exterior, sin embargo los problemas se desatan cuando Stéphane, su padre, descubre que el cachorro es en realidad un lobo y no le queda otra alternativa que separar a su hija del animal.

La film fue calificado como conmovedor y emocinante y según los críticos especializados, "muestra otras formas de encarar nuestras pérdidas”. Además, Netflix destaca que es uno de los títulos con más me gusta en la plataforma.

 

 

Cuál es la historia real detrás de Misterio, el último exito de Netflix

Según relató el director, los orígenes de la película se encuentran en una conversación que tuvo con uno de los productores de la película, Fabrice Denizot. Al parecer, Denizot le contó que una vez un padre que le consiguió a su hija un cachorro que encontró en las montañas, sin darse cuenta de que en realidad era un cachorro de lobo.

Curiosamente, el cachorro de lobo se llamaba Mystery, y a Imbert le encantó tanto el nombre que decidió usarlo también en la película.

Para Imbert, el aspecto central de la historia es la conexión emocional entre Vicky y otro ser vivo, que en este caso, resulta ser el lobo. Y por esta razón, decidió que la película se filmara usando lobos reales y no CGI. Además, no se trató de domesticar a los lobos o utilizar un perro en su lugar.

 

En una entrevista reciente, Imbert reveló que el equipo filmó la película con una manada de siete lobos, por lo que el equipo se sometió a un extenso a un entrenamiento para trabajar con los animales, especialmente la actriz Shanna Keil (Vicky).

La pequeña Shanna trabajó con un entrenador profesional y conoció a los cachorros de lobo con los que estaría filmando cada semana. De hecho, el vínculo que compartió con ellos se convirtió es la base misma de su relación en pantalla.

Para sorpresa de todos, Imbert contó que Shanna se reencontró con los lobos después de casi un año, cuando terminó el rodaje, y la reconocieron

Finalmente, el los créditos finales de la película, se revela que la verdadera Victoria conoció a Misterio cuando tenía 3 años y se muestra una foto de ambos en la actualidad.

Shanna Keil con uno de los lobos en pleno rodaje.

Misterio: reparto

Los grande protagonistas del film son Vincent Elbaz y Shanna Keil, que intepretran a   Stéphane Dutel y Victoria Dutel, respectiavamente.

El elenco lo completan Eric Elmosnino como Thierry; Marie Gillain como Anna Reynault; Eric Savin como Jean-Paul; Tchéky Karyo como Bruno; Romain Lancry como Monsieur Darmet y Ezio Sutter como Baptiste Reynault.

Vincent Elbaz y Shanna Keil son los protagonistas de Mystere.
Ver comentarios