En el catálogo de Netflix podemos encontrar títulos que nos dan risa, miedo, curiosidad y entretenimiento, pero también historias que nos llenan de inspiración. La plataforma de streaming tiene a más de una figura inspiradora como protagonista de sus series y películas, pero una de ellas está causando furor entre los miembros de su audiencia.

Se trata de Madam C.J. Walker, la protagonista de la miniserie de Netflix "Una mujer hecha a sí misma". Estrenada el pasado 20 de marzo, se trata de una de las series históricas más vistas de la plataforma, y no cuesta ver por qué: la historia, narrativa, actuaciones, y musicalización, entre muchos otros elementos, hacen que esta producción sea obligatoria este fin de semana.

 

De qué trata la inspiradora nueva miniserie de Netflix

 

La serie tiene a penas 4 capítulos de 50 minutos cada uno.

 

La ganadora del Óscar Octavia Spencer protagoniza la miniserie sobre la empresaria afroamericana originalmente llamada Sarah Breedlove. Nacida poco después de la emancipación en 1867 en una plantación de algodón en Luisiana, en el seno de una familia anteriormente esclava, más tarde adaptó las iniciales y el apellido de su tercer marido, interpretado por Blair Underwood en la serie. El programa imagina las luchas y los éxitos de Walker en una reinterpretación dramática del registro histórico.

La serie de Netflix "Self Made: Inspired by the Life of Madam C.J. Walker" da vida a un fascinante viaje de la pobreza a la riqueza. Walker, ampliamente documentada como la primera mujer millonaria hecha a sí misma de Estados Unidos, hizo su fortuna construyendo una compañía de productos de belleza con sede en Indianápolis que atendía a mujeres negras en los Estados Unidos y en el extranjero. Hoy ofrece una línea de productos a través de Sephora.

 

 

 

 

 

Tal como indica su título en inglés, la serie está inspirada por la vida de C.J, pero no es un retrato idéntico. Mientras es verdad que la mujer se casó a los 14 años para escapar su hermanastro abusivo y aprendió de cuidado capilar de sus tres hermanos, todos barberos, su rivalidad con Addie Munroe (un nombre ficticio basado en la figura histórica de Annie Turnbo Malone) no fue tan pronunciada como la serie lo retrata.

La serie tampoco llega a tocar en su trabajo caritativo, siendo una de las primeras mujeres negras en distinguirse en un paisaje filantrópico dominado por personas blancas. Su filantropía y activismo impregnaron todos los aspectos de su vida diaria. "No soy y nunca he sido 'tacaña', porque todos los que me conocen les dirán que soy una mujer de corazón liberal", dijo Walker a la audiencia de la reunión empresarial de la Liga Nacional Negra de 1913 patrocinada por el destacado líder negro Booker T. Washington.

 

La serie cuenta la historia de la primera mujer millonaria en Estados Unidos.

 

Además de ser una serie inspiradora, repleta de momentos de poder femenino y representación afroamericana, la escena final contiene uno de los pasajes más emotivos con los que mujeres de todas partes del mundo pueden sentirse identificadas: "Una empresa femenina es buena para todos, es el futuro, lo veo claro como el agua […] No sé cómo lo soñé, pero no iba a dejar que nada fuera a detenerme".

 

Ver comentarios