¿Sabías que 4 de las más exitosas series de la historia casi no ven la luz? Ese casi fue el destino de Strangers Things, El juego del calamar, Gambito de dama y The Walking Dead. Las tres primeras llegaron a los televidentes gracias a la apuesta de Netflix. Y aunque la historia de zombies fue producida por AMC, desde que llegó a la plataforma de streaming más popular, sus reproducciones no dejaron de crecer.

A continuación te contaremos las múltiples dificultades que tuvieron los autores de estas historias que cautivaron al público, pero no, al menos al inicio, a los productores televisivos más importantes.

Stranger Things

La combinación de un grupo de amigos en problemas, los 80‘s, la ciencia ficción y el terror parece la combinación para una serie. Sin embargo, la historia creada por los hermanos Duffer fue rechazada más de 15 veces antes de recibir el sí de Netflix.

“Ibas a estas reuniones y están tan poco interesados de cualquier cosa que vayas a decir antes de que abras tu boca. Ahí es cuando empiezas a sentir que es imposible. Hubo momentos en los que pensamos: ‘Nunca vamos a abrirnos paso, porque nadie nos tomará en serio’, afirmó Matt Duffer, en diálogo con The Wrap. El duo creativo estuvo cinco años sin ver a ninguno de sus trabajos hacerse realidad: recién en 2015 lograron estrenar Hidden, pero como no llegó a los cines tuvo poca visibilidad.

Ese mismo año trabajaron de la mano de Donald De Line y escribieron algunos de los capítulos de Wayward Pines, la serie que les abrió el mundo de la fantasía y que les dio puntapié para empezar a escribir lo que luego sería Stranger Things. ”Cuando estábamos vendiendo la serie, hicimos un libro que estaba diseñado para verse como una antigua novela de Stephen King. Hicimos un tráiler falso también, el cual era un poco cursi, pero todos nos decían ‘deberías hacerlo’”, aseguró Matt entrevistado por Vulture.

Pero el camino no fue fácil, ya que la idea parecía no venderse por completo. Según contaron, muchas veces cuando presentaban la serie querían que esta fuera modificada en trama y personajes. Más de 15 productoras después, los hermanos lograron contactar con Shawn Levy, quien fue el encargado de llevar la idea a Netflix. “En 24 horas habían comprado toda la temporada”, sostuvo uno de los hermanos para The Hollywood Reporter.

Fue así como cambiaron el nombre de la serie de Montauk -condado de Nueva York - a Stranger Things, debido a los altos costos de producción que conllevaría grabar en esa locación durante el invierno. La historia ya es conocida: la historia se convirtió en un fenómeno mundial y el próximo 1 de julio llegará a Netflix la segunda parte de la temporada cuatro.

 

The Walking Dead

Es muy común que grandes proyectos sean declinados por productoras televisivas, pasen a otras que sí los adquieren y que se vuelven muy famosas con estos. Ese es el caso de la serie de zombies más popular de la historia: The Walking Dead pudo haber sido uno de los éxitos de HBO o NBC, pero ambas cadenas la rechazaron por su “alto contenido en sangre”.

Según consignó CBR, en 2012, el director y maquillador Greg Nicotero dijo que tanto NBC como HBO rechazaron la serie cuando Gale Anne Hurd se acercó a ellos. Finalmente, AMC la aceptó. ”Recuerdo que me senté con el presidente de NBC en ese momento y le dije: ‘¿Quieres poner esto en tu red?’ y levanté el libro y tenía la imagen de un zombie con sangre en la cara y Rick asustado sosteniendo un arma, relató el productor ejecutivo David Alpert durante una conferencia con The Daily Beast.

A pesar de los años, la historia de cómo terminó aceptando AMC la propuesta no es clara, pues algunos medios estadounidenses afirman que la cadena quedó flechada cuando leyó el guion y otros que fue por la propuesta hecha por el director. Lo que sí es claro es que el director quedó muy contento con la decisión tomada: “Gracias a Dios que terminamos en AMC. Ellos entienden totalmente este programa. Desde el principio, han confiado y apoyado completamente lo que hemos estado tratando de hacer con esta serie”.

La producción ya llegó a la temporada 11 y posee dos series derivadas: Fear the Walking Dead y The Walking Dead: World Beyond.

The Walking Dead se estrenó en 2010 y terminará este año.

El Juego del Calamar

Las vivencias del 456 en El juego del calamar son muy parecidas a la que tuvo que atravesar el creador y director de la serie, Hwang Dong-hyuk, para conseguir la financiación de su proyecto. Antes de que esta serie surcoreana se convirtiera en un fenómeno mundial y llegara a ser el programa más exitoso de la historia de Netflix, su hacedor tuvo que superar muchas peripecias. 

“Tenía muchos problemas económicos porque mi madre se jubiló de la empresa para la que trabajaba. Había una película en la que estaba trabajando, pero no conseguimos financiación. Así que no pude trabajar durante un año. Tuvimos que sacar préstamos: mi madre, yo y mi abuela”, reveló en diálogo con The Guardian. Basado en esta dura realidad, empezó a escribir el guion para la serie en 2008, el cual no solo inspiró en sus propios problemas económicos, sino también en juegos como Battle Royale y Liar Game.

Para 2009, el guion estaba listo, pero faltaba el dinero para la realización. ”En ese entonces, parecía demasiado diferente y violento. Había gente que pensaba que era demasiado complejo y que no era comercial. No pude conseguir suficiente inversión y el casting fue difícil. Estuve dándole vueltas durante un año, pero entonces tuve que ponerlo en pausa”, afirmó el director en Variety.

Finalmente, Netflix se interesó en su idea, Hwang Dong-hyuk firmó el contrato y ambos produjeron uno de los mayores triunfos del gigante del streaming. En sus primeros 17 días de estreno consiguió 111 millones de visualizaciones, ubicándose como la serie más vista en 90 países por más de dos semanas. De acuerdo a los datos compartidos por la compañía, la serie coreana ya tiene 1650 millones de horas vistas.

Netflix anunció la segunda temporada de El juego del Calamar.

Gambito de dama

La miniserie, que gira en torno a una ajedrecista que pasa de ser novata a profesional, está basada en el libro homónimo de Walter Davis. Su estreno en Netflix fue tan exitoso que, al igual que El juego del calamar, se convirtió en una de las series más vistas de la plataforma. Sin embargo, el camino al éxito no fue sencillo para su director, Allan Scott.

Entrevistado por BBC News, el también guionista recalcó el extraordinario hecho de que se necesitaron 30 años para finalmente tener Gambito de dama en las pantallas. Según contó, a pesar de que ya contaba con un gran filmografía en su haber, muchos estudios rechazaron la idea porque no creían que el ajedrez sería lo suficientemente atractivo como para hacer una serie.

Esto llevó a Scott a reescribir el guion nueve veces y renunciar a la idea de dirigir la miniserie, rol que tomaría Heath Ledger. Con la muerte de dicho actor, retomó las riendas del proyecto. No obstante, al igual que su personaje principal, Scott perseveró hasta alcanzar a reunirse con uno de los productores en Netflix, quien vio el potencial en la historia y decidió llevarla a su catálogo

Luego de pasar tantos años esperando el anhelado momento, Scott contó a The Sunday Post que, cuando se transmitió por primera vez Gambito de dama, protagonizada por Anya Taylor-Joy, creyó estar viendo un capítulo más en el que le habían pedido ayuda para editar.

Gambito de dama llegó a Netflix y causó furor.

Más sobre este tema

Netflix lanzó el épico tráiler de Stranger Things 4 volumen 2: ¿Cuándo se estrena?

Netflix lanzó el épico tráiler de Stranger Things 4 volumen 2: ¿Cuándo se estrena?

La "joyita" escondida de Netflix que triunfó en los festivales de cine y no te podés perder

La "joyita" escondida de Netflix que triunfó en los festivales de cine y no te podés perder

Netflix: el impactante thriller de acción que se convirtió en uno de los títulos más vistos del fin de semana largo

Netflix: el impactante thriller de acción que se convirtió en uno de los títulos más vistos del fin de semana largo

Ver comentarios