Básicamente, el chimichurri es una combinación de hierbas aromáticas secas, ajo picado y otros ingredientes que van de la mano con cualquier corte de carne. Como no podía ser de otra manera, los argentinos la han adoptado para el clásico asado y es casi imprescindible su presencia. De hecho, hay quienes no conciben consumir el chorizo sin esta salsa. 

Recetas de la salsa chimichurri hay muchas, en la que se añade o elimina uno u otro ingrediente o se modifican las cantidades. Hay quien añade pimentón abundante, obteniendo un chimichurri rojizo o anaranjado, y también hay quien incorpora salsa de tomate. Pero esta receta de "Directo al Paladar" trae el clásico y original: el chimichurri verde de los asados latinos, ese que no puede faltar en cualquier mesa, en cualquier domingo para el ritual más clásico de la mesa de los argentinos.

Una vez que pierdas el hábito de ir a comprarla y logres prepararla en casa, no podrás dejar de hacerla para todas tus carnes semanales. Una vez lista, se puede utilizar para macerar carnes, y para condimentarlas una vez cocinadas en las brasas, en la parrilla, en la plancha o la sartén. Lo mejor es preparar una buena cantidad y guardarlo en frascos en la heladera, ya que son de fácil conservación. Pueden durar un par de semanas en perfecto estado. 

Ingredientes

Para 6 personas

  • Dientes de ajo 3
  • Orégano seco 2 cucharadas
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hierbas aromáticas variadas en seco (tomillo, romero, mejorana, albahaca), 3 cucharadas
  • Vinagre 50 ml
  • Agua caliente 100 ml
  • Perejil fresco 3 ramitas muy picadas
  • Cilantro fresco 2 ramitas muy picadas
  • Guindilla de Cayena en copos o en polvo, una cucharadita
  • Aceite de oliva virgen extra 150 ml
  • Laurel 2 hojas muy picadas
  • Pimentón dulce o picante, una pizca
  • Comino molido una pizca

Preparación

  1. Ponemos los ingredientes secos en un bol y añadimos los dientes de ajo muy picados, agregando agua caliente para rehidratar las hierbas.
  2. Añadimos 10 o 15 bayas de pimienta negra y removemos bien. A continuación incorporamos también el vinagre y el aceite de oliva virgen extra, y dejamos reposar unos 15 minutos hasta que la salsa se quede a temperatura ambiente. 
    Preparar la salsa chimichurri casera es tarea sencilla.
  3. Picamos las hojas de perejil y de cilantro, tras retirar los tallos y las incorporamos a la salsa, removiendo para emulsionar un poco los líquidos. La salsa chimichurri casera ya está lista, aunque mejora tras un par de horas, en las que se potencian los sabores.