El asado es una de las comidas tradicionales más populares de Argentina, llenando las mesas de las casas de barrio y los restaurantes más exclusivos del país. Los cortes que se cocinan en la parrilla, en general, son el vacío, el costillar o la tira de asado, pero las modas parrilleras cambian y nuevos cortes de carne vacuna aparecen entre los menús parrilleros.

Una de las grandes revelaciones de los últimos años es la punta de ganso, también conocida como tapa de cuadril. El corte posee una reconocible forma triangular, se encuentra detrás del filete y el lomo liso y delante del pollo ganso, y logra un gran sabor cuando se lo tira a la parrilla.

 

Su secreto es la grasa: el corte está cubierto por una capa de grasa que le da gran sabor al corte. Es por esto que los parrilleros más experimentados recomiendan nunca cortar la grasa, sino quemarla a fuego medio por un tiempo prolongado para que se derrita y bañe a la carne con su sabor. Con un poco de práctica en su preparación, lograremos un plato sabroso, jugoso y apto para cortar con cucharita.

Con el inicio del fin de semana y un clima agradable, es la excusa perfecta para juntarse con amigos y familiares para hacer un buen asado de domingo. Si querés probar algo nuevo y ya tenés tu corte de punta de ganso, podés sumarla a la parrilla siguiendo esta simple y rápida receta:

Punta de ganso a la parrilla

La punta de ganso, uno de los secretos mejor guardados de los parrilleros argentinos.

Ingredientes:

  • 1kg / 1,5kg punta de ganso
  • Sal gruesa a gusto
  • Romero a gusto

Modo de preparación:

  1. Primero, quitar las posibles membranas blancas del lado que no tiene su capa de grasa. Sobre la grasa, solo hacer unos cortes que no lleguen a la carne, de manera que no se encoja cuando esté en el fuego.
  2. Luego, salar la carne con abundante sal y romero y dejar reposar unos 15 minutos en un lugar a temperatura ambiente. 
  3. Calentar la parrilla y cocinar la carne a fuego medio y uniforme. Sellar la punta de ganso por todos sus lados un par de minutos, para luego dejarla cocinar sobre el lado de la grasa por unos 40 a 45 minutos.
  4. Dar vuelta para cocinar el otro lado, por 10 minutos o hasta que que esta cara sin grasa esté dorada, para así lograr un asado a punto.
  5. Retirar de la parrilla y dejar reposar un par de minutos antes de cortar. También se la puede cortar en un sector de la parrilla sin fuego directo, de manera que repose pero no se enfríe. ¡A comer!
Ver comentarios