Luego del conflicto que hubo en la pasada edición de Bake Off Argentina en la que con el correr de los programas comenzó a circular en las redes información sobre el pasado profesional y personal de una de las concursantes. Este año, los productores pusieron especial cuidado en la elección de los participantes con un extenso cuestionario.

Además, debido a la pandemia, el primer acercamiento que tuvieron los aspirantes con los productores fue de manera virtual con un video. En él se tenían que presentar y mostrar cómo preparaban alguna receta. Entre ellos estuvo Gabriel Amato, más conocido como “el taxista”, quien compartió en su canal de YouTube el video con el que convenció al jurado de que tenía lo que estaban buscando.

 

Hola, qué tal. Me presento, mi nombre es Gabriel Amato, tengo 52 años, vivo en la ciudad de Berisso. Soy oriundo de Chascomús y trabajo como taxista”, comentó en la introducción. En otros programas comentó que había sido su suegra quien le aseguró que tiene mucha mano para las tortas.

 

Hace aproximadamente 4 años que como hobby había empezado con esto de la pastelería. Leyendo recetas, preparando postres, tortas, algunos pasteles, innovando también en algunas preparaciones como para que tengan mi impronta. Por eso me gustaría mucho participar en Bake Off ya que sería una posibilidad estupenda el formar parte de este certamen para poder aprender y perfeccionarme de la mano de los maestros destacables del jurado”, agregó el “tachero”, quien finalmente, tras la deliberación de Damián Betular, Pamela Villar y Dolly Irigoyen, fue el primer eliminado del reality.

Postre con mousse de chocolate y menta, por Gabriel Amato

Para impresionar a los productores, decidió mostrar algo que ya había preparado varias veces. “A continuación les voy a mostrar en este video mi postre insignia. Es una mousse de chocolate y menta”, presentó mostrando en primer lugar la mise en place con dos bizcochuelos de chocolate de distintos tamaños ya preparados.

Para que el huevo quede cocido anunció que haría lo que se denomina un “aparato a bomba”. “Tres huevos, leche y azúcar lo vamos a poner a Baño María, lo vamos a batir y luego lo vamos a mezclar hasta que se cocine el huevo. Eso es igual para las dos mousses. Luego le vamos a agregar gelatina sin sabor y a la de chocolate le vamos a agregar el chocolate que va a estar derretido y a la de menta le vamos a agregar el licor de menta. A las dos les vamos a agregar por último la crema de leche semi batida”, detalló.

Una vez que tuvo todas las preparaciones listas, llegó el momento de ensamblar la torta. En un molde circular con un aro de acetato colocó primero el bizcochuelo más grande embebido en almíbar y posteriormente volcó la mousse de chocolate. Después colocó el segundo bizcocho y terminó la torta con la mousse de menta por arriba. Recomendó llevar un mínimo de dos horas a la heladera.

Ver comentarios