La pignolata es un postre de origen siciliano, más precisamente de la ciudad de Mesina, aunque también es muy común en Calabria. Se encuentra también en el área calabresa de Capo d'Armi hasta Cannitello, donde también se lo conoce como Struffoli.

Se trata de un dulce de carnaval que se solía presentarse glaseado con miel. Este postre deriva directamente de la pignolata al miele, versión todavía muy extendida en las ciudades montañosas de Italia.

La pignolata nació durante el período de dominación española de Sicilia (Reino de las Dos Sicilias), cuando las familias nobles intentaron mejorar la antigua receta de los "pobres" haciendo que la cubierta tuviera chocolate o una crema de limón o bergamota.

En la actualidad, el postre extendió por toda la región y se produce en grandes cantidades para la exportación. Además, llegó a Argentina y a Uruguay en manos de las oleadas de inmigrantes durante el siglo XX, y donde el plato comenzó a ser llamado ñoquis dulces.

Pignalota cubierta de chocolate.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 2 cucharadas aceite
  • 2 cuchardas de ázucar
  • 2 cucharadas leche
  • 2 cucharaditas de algún coñac
  • 2 tazas harina leudante
  • 2 cucharaditas polvo de hornear
  • Aceite para fritar

Optativo - ralladura de naranja o limón

Para la cobetura:

  • 4 cucharadas Miel
  • 2 cucharadas Ázucar

optativo: grajeas o granas

Preparación

  1. Mezclar bien los huevos con el aceite, la leche, el coñac y la ralladura se naranja o limón.
  2. Agregar la preparación a la harina
  3. Amasar como ñoquis
  4. Freír en aceite hasta dorar
  5. Preparar el caramelo con la miel y el ázucar
  6. Untar la mesada o una fuentecon aceite y colocar los ñoquis ya fritos
  7. Bañarlos con el caramelo y poner a enfriar.