Si bien la pastelería japonesa sigue siendo poco conocida, hay un dulce tradicional popular que trascendió las fronteras y es aclamado por todo el mundo: el dorayaki. Llamado así por ser el favorito de Doraemon (personaje animado ficticio), apareció en la serie y tentó a toda la audiencia. Pero, ¿Quién dijo que es necesario viajar a Japón para probarlos? Si pruebas la receta casera, notarás que de raro y complejo solo tiene el nombre.

No es nada difícil hacer unos dorayakis idénticos al del dibujito animado en tu propia casa. A medio camino entre pastel y bizcocho, la masa del dorayaki es muy parecida a las tortitas. Tiene una textura muy líquida que se cocina a la plancha formando círculos, y después se forman sándwiches con un relleno tradicional de anko, el dulce de judías azuki. Son esponjosos y ligeros, y por supuesto, el relleno siempre es a elección. Con chocolate o crema pastelera quedan deliciosos y se tentará toda la familia. 

Los "Dorayakis" aparecían siempre servidos en la serie y todo el mundo quiso sacar un pasaje a Japón únicamente para sacarse la duda y probarlos.

"Directo al Paladar" tiene la receta más facil y rápida en solo 3 simples pasos. Si se los rellena con queso, verduras o carne pueden ser útiles para un almurezo eficaz. Pero el verdadero placer está a la hora del té. El relleno de chocolate es el mejor amigo de un verdadero dorayaki. Ponete el delantal, y sorprende a tus comensales con esta delicia japonesa que te pedirán que hagas otra vez.

Ingredientes

  • Para 6 unidades
  • Huevos2
  • Azúcar50 g
  • Miel15 ml
  • Harina de repostería85 g
  • Sal una pizca
  • Levadura química2 ml
  • Agua40 ml
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Anko o crema de chocolate para rellenar
Según el relleno, se pueden consumir a cualquier hora del día pero según los japoneses, son irresistibles a la hora del té.

Preparación

  1. Disponer los huevos en un cuenco con el azúcar y la miel. Batir con una batidora de varillas hasta que doble o casi triplique su volumen, y tenga un color pálido y textura espesa. Tamizar encima la harina con la levadura y una pizca leve de sal. Mezclar con movimientos envolventes y suaves. Incorporar el agua y tapar.
  2. Dejar reposar al menos 15 minutos a temperatura ambiente. Preparar una plancha o buena sartén antiadherente engrasándola ligeramente con aceite de girasol o mantequilla fundida. Calentar a fuego medio y añadir cucharones de masa, dando forma circular con el dorso de una cuchara.
  3. Cocinar hasta que salgan burbujas, deslizar por abajo una espátula y dar la vuelta. Cocinar hasta que esté bien dorado y retirar. Continuar hasta terminar la masa. Untar la mitad de las tortitas con anko, chocolate o crema y formar los dorayakis uniendo con el resto.

Acompañamientos

Los dorayakis japoneses se pueden tomar a cualquier hora en la que nos apetezca un bocado dulce, aunque recomiendo servirlos de merienda. Se pueden guardar un par de días en la heladera si se envuelven bien en plástico film, con o sin relleno, pero mejor dejar que se atemperen antes de comerlos.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos