En Italia la palabra "Biscotti" es genérica y la utilizan para cualquier galleta. En la receta de hoy les traemos la versión más aclamada en el país y la más elegida por los comensales a la hora de una sobremesa dulce: las de almendras. En el caso de que no te gusten, pueden hacerse con cualquier fruto seco de calidad, como avellanas o pistachos. 

Las Biscotti de almendras son una delicia para acompañar el café, té, o un buen vino dulce. Su textura dura y crujiente las vuelve ideales para mojar en donde sea, y son dentro de todo livianas y saludables. Una opción para satisfacer tu antojo dulce sin tener que empalagarte con dulce de leche, chocolate o una torta calórica. 

"Directo al Paladar" brindó la receta en pasos infalibles. Por lo tanto, tomate una hora de la tarde para poder servir estas delicias en una bandeja donde el sabor ya entra por los ojos. Después, solo resta preparar el cafe y tendrás una auténtica hora del té italiana. 

Ingredientes

Para 20 unidades

  • Huevo L2
  • Azúcar130 g
  • Esencia de vainilla2.5 ml
  • Esencia de almendra (opcional) 2.5 ml
  • Harina de repostería 225 g
  • Levadura química (cucharadita) 1 g
  • Sal (cucharadita) 0.5
  • Almendras crudas enteras con o sin piel 300 g
Se pueden preparar añadiendo algo de mantequilla para que la masa sea menos dura y crujiente.

Preparación

  1. Precalentar el horno a 180º C y preparar una bandeja engrasándola o cubriéndola con papel sulfurizado.
  2. Batir con ayuda de una batidora de varillas los huevos con el azúcar, a velocidad alta, durante unos cinco minutos, hasta que quede bien espeso. Añadir las esencias y batir un poco más.
  3. Tamizar encima la harina con la levadura y la sal, mezclando bien. Incorporar las almendras enteras, repartiéndolas por toda la masa de forma homogénea.
  4. Formar un rectángulo con la masa sobre la bandeja, de unos 30 cm de largo. La masa debe ser pegajosa, por lo que es más sencillo ir colocando porciones con una cuchara grande y luego darle forma con una espátula humedecida. Hay que procurar que quede homogénea y de forma regular.
  5. Hornear durante unos 20 minutos, hasta que se haya dorado muy ligeramente y esté firme al tacto. Esperar un par de minutos y dejar enfriar sobre una rejilla. 
    Para que quede bien espeso, hay que batir a una velocidad alta durante 5 minutos.
  6. Bajar la temperatura del horno a 160º C. Cuando la masa no esté demasiado caliente, cortar los biscotti usando un buen cuchillo de sierra, al biés, de un grosor aproximado de 1,5 cm.
  7. Distribuirlos en la bandeja y volver a hornear 10 minutos. Dar la vuelta a cada uno y devolver al horno, hasta que se hayan dorado al gusto. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos