No cabe dudas que las tortas fritas son una de las masas más tradicionales de Argentina. A lo largo de la historia, esta receta se fue pasando de generación en generación a pesar de que es una comida más que nada del litoral del país. Tienen una cocción simple, no lleva muchos ingredientes y son ideales para una tarde de lluvia. 

Son una tradición cultural que surgió de la pobreza y supo ganarse el lugar en la mesa y en los corazones de las familias. Si bien estos discos de masa son originariamente de nuestro país y  Uruguay, otros países de Latinoamérica también tienen sus versiones, por ejemplo Chile les dicen "Sopaipilla", pero en Perú le dicen "Cachanga". Sea cual sea el sitio donde las comas, siempre se relaciona este plato con el mate, los días nublados y el fin de semana.

 

A pesar de que es una receta facilísima y que conocemos, muchas veces nos vemos imposibilitados de hacerlas por un ingrediente: la grasa. Dentro de los productos que lleva en su interior la masa, este elemento de origen animal es el que, por lo general, no tenemos en casa. Si esta es tu situación, no te preocupes que hay alternativas que son hasta más saludables. 

En esta oportunidad, te traemos tortas fritas, sin grasa, livianas y con un poco de aceite. Son especialmente ideales para acompañar al mate, té o café de la tarde de lluvia. Cabe destacar, que el gusto se mantiene al igual que su consistencia

 

Ingredientes: 

  • 250 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharada pequeña de sal
  • 1/2 cucharada pequeña de azúcar
  • 1 taza grande de agua. Más o menos unos 300 ml. 
  • 2 cucharadas de aceite y una taza para freír. 
  • Azúcar para decorar a gusto. 

 

Paso a paso de la receta: 

  1.  Tamizar la harina en un recipiente para que se aíre. En el medio de ella, haz un orificio.
  2. Colocar la cucharada de sal, la media de azúcar. 
  3. Incorporar el aceite de girasol.
  4. Volcar el agua que tiene que estar tibia. 
  5. Formar la masa mezclando bien todos los ingredientes.
  6. Cuando la harina y el agua estén ligadas y sin grumos, sacar la masa del bol y continúa amasando unos minutos más. 
  7. Hacer los bollos y envolver con papel film o en un paño húmedo y dejar reposar 20 minutos. 
  8. Aplastar los bollos y hacer la forma de disco. 
  9. Calentar una sartén con abundante aceite y poner el fuego a medio.
  10.  Freír las tortas de ambos lados. 
  11. Cuando estén doradas, sacar de la cocción y poner en una fuente sobre papel absorbente. 
  12. Rociar con azúcar y a comer. 
Tortas fritas riquísimas y sin grasa.  
Ver comentarios