Recorrer el mundo puede costar dinero y tiempo, pero siempre es posible a través de la cocina. En esta ocasión, acercamos a tu mesa la receta de un clásico plato mexicano para salir de los tacos de siempre e hinchar los dientes en la cultura del país. Se trata de las clásicas enchiladas potosinas.

Las enchiladas son una especialidad mexicana elaborada con tortillas de maíz untadas con salsa de chile y dobladas. Las potosinas se preparan con masa de tortilla y chile rojo y van rellenas de queso con chile y cebollita. Normalmente, se sirven con crema, lechuga y guacamole, y son ideales para prepararlas y disfrutarlas durante el desayuno.

 

 

 

 

 

Este tradicional plato tiene un humilde origen, como la creación de doña Cristina Jalomo, allí por el principio del siglo XIX. La patrona comenzó la tradición de mezclar la masa de nixtamal con los chiles molidos, masa que decidió cocinar en tortillas que resultaron deliciosas para su familia, puesto que tenían el claro sabor y picor del chile cascabel, propio de las huertas de Soledad.

De ese suceso en adelante, comenzó a pedir que se molieran de esa manera. La señora Jalomo empezó a usar estas tortillas rojas para cocinar pequeñas quesadillas, que rellenó con queso, salsa de chiles y un poco de crema encima, y así nació uno de los platos más distintivos de México. A continuación, el paso a paso de su preparación:

 

Prepará las clásicas enchiladas potosinas

 

Receta de las clásicas enchiladas potosinas.

 

Ingredientes

 

Para las tortillas:

  • 500 g de masa para tortillas
  • 2 chiles anchos
  • 1 cucharada de manteca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura de hornear.

Para el relleno:

  • 500 g de manteca 
  • 3 cebollas
  • 75 g de chile ancho
  • 3 huevos
  • 50 g de queso añejo mexicano

Para el adorno:

  • 200 g de manteca para freír
  • 2 chorizos españoles
  • 75 g de queso añejo
  • 1 manojo de rábanos
  • 1 lechuga

Modo de preparación

  1. Se muele la masa junto con los chiles desvenados, asados y remojados en agua caliente. Se le agrega la manteca, la sal y la levadura.
  2. Formar tortillas, se rellenan, se unen como quesadillas, se fríen en la manteca donde se frio el chorizo.
  3. Acomodarlas en un plató y se les pone encima el queso rallado, el chorizo frito desmenuzado. 
  4. Se adorna con hojas de lechuga y rabanitos. 
  5. Para el relleno: en la manteca se fríe la cebolla. 
  6. Cuando está acitronada se agregan los chiles, desvenados, remojados en agua caliente y molidos.
  7. Estando bien fritos, se van agregando huevos ligeramente batidos y el queso, dejándose en el fuego hasta que forman una pasta con la que se rellenan las quesadillas. 

 

Ver comentarios