"Como agua para chocolate" es un exitoso libro publicado por Laura Esquivel que tras casi treinta años tuvo su continuación con "El diario de Tita" y "Mi negro Pasado". Durante décadas, lectores de todo el mundo leyeron sobre el amor frustrado entre Tita y Pedro y se quedaron con las ganas de probar los deliciosos platos que describe la autora. Si estás entre ellos, acá tenés la receta de la Torta Chabela, una preparación muy rápida y económica para acompañar el mate o incluso decorar y agasajar a un cumpleañero.

Tita es la hija menor de entre tres hermanas, no podía casarse ya que tenía que permanecer soltera para cuidar a su madre hasta el día de su muerte. Pedro, con tal de permanecer cerca de ella, acepta casarse con Rosaura, la mayor. Ellos no podían hablarse y durante varios capítulos se amaban con la mirada y a través de la cocina. Es que Tita era una experta cocinera y a través de sus platos, le enviaba mensajes de amor.

Fue para el casamiento de Pedro y Rosaura que Tita se la pasa llorando por su desdicha y sus lágrimas caen arriba de la masa de la torta de la boda, la torta Chabela. Luego los invitados, al probarla, comienzan a llorar pensando en sus amores pasados. "El llanto fue el primer síntoma de una intoxicación extraña. Una melancolía y una frustración se hizo presa de todos los invitados y los hizo terminar añorando al amor de su vida", relata el libro.

En la receta original, Tita prepara una mermelada que unta como relleno, y para decorar la torta elabora un fondant casero, pero en la actualidad ambas preparaciones pueden comprarse listas en el supermercado.

Torta Chabela, para 9 porciones, por Laura Esquivel

Ingredientes

  • Rayadura de 1 limón
  • 8 huevos – 5 enteros y 3 yemas
  • 150 g harina leudante
  • 90 g de azúcar

Preparación

  1. Rallar la piel de 1 limón con el rallador (sólo la parte amarilla porque la blanca es amarga). Reservar.
  2. Separar las claras de las yemas de 3 huevos. Reservar las yemas en un bol y desechar las claras (se pueden conservar en la heladera, tapadas con papel film para otra preparación).
  3. Echar 1 huevo entero al bowl con las 3 yemas. Añadir el azúcar y batir con la batidora eléctrica a velocidad media alta hasta que espese y se blanquee la mezcla. Añadir otros 2 huevos y seguir batiendo. Repetir esta operación hasta terminar los 8 huevos, incorporándolos siempre de 2 en dos. Al final, añadir también la ralladura de limón.
  4. Tamizar con un colador fino la harina de 2 a 3 veces para que quede bien suelta e incorporarla al batido de huevos.
  5. Enmantecar y enharinar el molde (preferiblemente uno de 22 centímetros) y verter la masa.
  6. Precalentar el horno a 180º C durante 10 minutos y luego introducir el molde. Cocinarla de 20 a 30 minutos. Para comprobar que está lista, introducir un palillo en el centro de la masa. Debe salir limpio.
  7. Una vez que enfrió (mejor si descansó toda la noche), cortar el bizcochuelo en capas y armar la torta alternando con la mermelada deseada. Para finalizar, se la puede cubrir con fondant.